sábado, 27 de octubre de 2018

15:38:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de octubre.- El encuentro entre vivos y muertos, la fusión de aromas, sabores y tradiciones  convirtieron la Plaza Grande de Mérida en un magno escenario donde visitantes locales, nacionales y extranjeros apreciaron la Gran Muestra Estatal de Altares de Hanal Pixan.


La variedad de colores que se plasmaron en el corazón de la capital yucateca se apreció desde temprana hora e incluso desde la tarde anterior, cuando se montaron las 101 ofrendas que se exhibieron con motivo del Día de Muertos.

La inauguración estuvo a cargo del Gobernador Mauricio Vila Dosal quien acompañado de la titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Erica Millet Corona, recorrió parte de la exhibición. Posteriormente, la funcionaria  continuó con el trayecto para saludar a cada uno de los expositores.

El ambiente que se vivió atrajo a personas de todas las edades, muchas de ellas probaron un sinfín de guisos regionales que se compartieron en los espacios que tuvieron los municipios, dependencias de gobierno y ONG´s.

Largas filas se formaron para recibir los alimentos de las chozas después de los respectivos rezos. Las opciones fueron diversas lo que permitió complacer a todos los paladares, pues quienes ya saben de la actividad esperan cada año los manjares que se dan en esta época.

Pibes  y tamales de pollo o espelón, tacos de cochinita, escabeche, relleno negro conformaron las principales peticiones de la gente, desde luego no podían faltar los dulces típicos como el de papaya, camote, ciruela, yuca, nance, cocoyol, pepita, cacahuate y mazapanes.

A lo anterior se le sumaron las bebidas de horchata, atole nuevo, pozole, chocolate y las gasificadas de conocidas marcas. Los cítricos fueron solicitados en xec, es decir la mezcla de jícama, naranjas y mandarinas con chile y sal.

En su ir y venir la gente se detuvo para ver a detalle las mesas que mostraron las principales costumbres del interior del estado, según el campo en el que sobresalen. Así, notaron flores como xpujil, amor seco, virginias y xtés; velas, incienso, cruces y fotografías de quienes ya fallecieron.

Las casas de huano llamaron la atención de los asistentes, ya que los huéspedes portaron huipiles, ternos y trajes de mestizos. En el exterior de algunas se construyeron albarradas y fogatas en las que se cocinaron las viandas y tortillas hechas a mano, ni que decir de la presencia de patos, gallinas y pájaros.

Las actividades continuarán a las 19:00 horas con el Cortejo Fúnebre que partirá del parque de Santa Ana hacia la Catedral de San Ildefonso para dar paso al Delirio Teatral dirigido por Mario Herrera Casares “Dzereco” a las 20:00 horas. (Boletín)

0 comentarios: