domingo, 5 de agosto de 2018

20:18:00
José Repetto

Por varios años, un grupo de ciclistas denominado "Cicloturixes" ha realizado recorridos (vulgarmente llamados "rodadas") todos los miércoles por la noche por distintos puntos de la ciudad de Mérida.


Esto lo hacen sin importarles en lo más mínimo irritar y causar contratiempos a los automovilistas, pues con tal de pasar en grupo ignoran los semáforos y crean embotellamientos. No faltan, en cada rodada, las mentadas de madre contra estos sujetos.

Aparte de esto, muchos de ellos manejan sin chaleco reflejante o casco, poniéndose en peligro a sí mismos y a terceros, pues todos saben el lío que sería herir o matar a un ciclista, aunque fuera culpa de éste.

Este último punto es importante, pues cada que muere un ciclista en un accidente, sea o no su culpa, los "turixes" se acercan como buitres hambrientos buscando carroña y capitalizan la tragedia para salir en la prensa.

No importa si el ciclista iba sin luces, sin chaleco, en sentido contrario (como hacen muchos ciclistas, pues saben que en la práctica no se les multa aunque violen el reglamento), sin casco, cruzando temerariamente, etc. la culpa es siemple del automovilista y el ciclista es un pobrecito mártir inocente.

El líder de los "Cicloturixes" es un defeño llamado Everardo Flores Gómez, quien sin más mérito que salir a pasear en bicicleta los miércoles ha logrado ser invitado a consejos municipales y eventos del Ayuntamiento y el Gobierno del Estado como si fuera un representante de la "sociedad civil organizada", distinción de valor cuestionable y que bien podríamos argumentar no aplica a él. Por supuesto, siempre acude vestido como un mamarracho.

También formó parte del colectivo María José "Majo" Argüelles Bentata, conocida por azuzar a los jóvenes en protestas contra la fiesta brava y quien presuntamente se salió por diferencias personales con Everardo, según trascendió.

0 comentarios: