lunes, 27 de noviembre de 2017

15:16:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de noviembre.- En rueda de prensa celebrada esta tarde en conocido restaurante, Sayedna Ignacio Samaán, arzobispo metropolitano de la Iglesia Ortodoxa de Antioquna para México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe, expresó que el yucateco es un pueblo sincero y culto, lo cual es muy congruente con aceptar la fe.

Cosme Andrade, Sayedna Ignacio Samaán, Roberto Abraham y Elías Carrillo (foto: José Repetto)

Los yucatecos, dijo, son personas de fe y ésta tiene una aceptación muy buena en estas tierras.

Samaán dijo que trae consigo un mensaje de optimismo, que aunque la gente se sienta sola sepa que Dios está con ella y llamando a mirar a lo positivo.

Reiteró que Yucatán tiene mucha cultura y una arraigada presencia del cristianismo.

Una reportera le preguntó respecto al suicidio, fenómeno que registra altos índices en esta entidad, a lo que dijo que la solución es tener a Dios en el centro de la vida.

Si ponemos a Dios en medio de nuestra vida esto va a ayudar a tener esperanza, aseveró.

Respecto a ser el sucesor de Antonio Chedraoui, dijo que es un privilegio pues dejó enseñalnzas, trabajo e hijos espirituales, una huella muy importante la cual van a a agravar y mostrarla.

Tal como su antecesor, Samaán hizo un llamado a detener al ola de violencia en Medio Oriente, recordando que dos de sus arzobispos están secuestrados desde hace cinco años, hecho que fuera denunciado enfáticamente por Chedraoui.

Samaán está de gira por todas las parroquias de su arquidiócesis.

La rueda de prensa también contó con la presencia del Archimandrita Cosme Andrade Sánchez, párroco de la Iglesia en Yucatán; el sacerdote Elías Carrillo y Roberto Abraham Mafud, presidente honorario de la directiva de la Iglesia Católica Ortodoxa de Yucatán. (José Repetto)

0 comentarios: