lunes, 27 de noviembre de 2017

14:47:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de noviembre.- A continuación se reproduce la agenda del Arzobispo de Yucatán, Mons. Gustavo Rodríguez Vega y el Obispo Pedro Mena Díaz, para los próximos días:

Eventos de Mons. Pedro Mena Díaz

Lunes 27 de noviembre
08:15 hrs. Misa por el 19º aniversario de la coronación de Ntra. Sra. de Yucatán, en la S. I. Catedral de San Ildefonso, Mérida. 

19:00 hrs. Misa de acción de gracias en la capilla de San Martín de Porres (calle 44 por 77 y 79 centro, Mérida).

Viernes 01 de diciembre
12:00 hrs. Misa en la parroquia y santuario de Ntra. Sra. de Guadalupe (Barrio de San Cristóbal, Mérida) con motivo de la peregrinación del Centro de Estudios Superiores CTM, Justo Sierra O’Reilly.

19:00 hrs. Procesión, misa y bajada de la virgen en la parroquia de Ntra. Sra. de Guadalupe, Reina de México (calle 35 por 16B y 18, fracc. Villas Mérida, Ciudad Industrial, Mérida).

Sábado 02 de diciembre
07:00 hrs. Misa en la parroquia y santuario de Ntra. Sra. de Guadalupe (Barrio de San Cristóbal, Mérida) con motivo de la peregrinación del Seminario Conciliar al santuario guadalupano.

19:00 hrs. Misa y confirmaciones en la parroquia de Sta. María de Guadalupe por el novenario de la fiesta patronal (col. Cordemex, Mérida). 

Domingo 03 de diciembre
08:15 hrs. Misa Episcopal en la S. I. Catedral de San Ildefonso, Mérida. 

Eventos de Mons. Gustavo Rodríguez Vega

Lunes 27 de noviembre
19:00 hrs. Misa en la parroquia de Lourdes (calle 65 No. 342 por 38, Centro, Mérida) con motivo de la fiesta de la Medalla Milagrosa.

Del viernes 01 al domingo 03 de diciembre 
“Encuentro de católicos con responsabilidades políticas al servicio de los pueblos latinoamericanos” en Bogotá, Colombia.

La Comisión Pontificia para América Latina (CAL) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), con el beneplácito del Santo Padre Francisco, han decidido preparar y realizar conjuntamente un “Encuentro de católicos con responsabilidades políticas al servicio de los pueblos latinoamericanos”. Esta iniciativa tendrá lugar en Bogotá, en la sede de la Conferencia Episcopal Colombiana, durante las jornadas del 1, 2 y 3 de diciembre de 2017.

La Secretaría de Estado estará representada por el arzobispo Paul Richard Gallagher, Secretario para las relaciones con los Estados. Estarán presentes cinco cardenales y 15 obispos latinoamericanos estarán presentes. Se espera la participación de unos 70 altos dirigentes políticos y de gobierno del continente. De la Argentina han confirmado Carolina Stanley, Ministra de Bienestar social, Jualián Domínguez, ex-Presidente de la Cámara de Diputados, el Senador Nacional Omar Perotti y el Intendente de Córdoba, Ramón J. Mestre. Del Brasil participarán 8 diputados de 8 diversos partidos políticos. No se ha recibido confirmación de dos ex-Presidentes de la República, el mexicano Felipe Calderón y el ecuatoriano Rafael Correa. Es interesante el hecho que de México participarán católicos del PAN, del PRI, de MORENA y del PRD, con exponentes de alto nivel. Entre ellos, el ex-Gobernador del Estado de México, el Senador Juan Carlos Romero Hicks, el Intendente de Tijuana en la frontera “caliente”, el Director de Relaciones Internacionales del PAN, y otros más. Habrá también dos Ministros de Anti-corrupción: de Paraguay y Honduras. Está confirmada la presencia de Carlos Raúl Morales Moscoso, Canciller de Guatemala y de Álvaro Vázquez, hijo del Presidente del Uruguay Tabaré Vázquez. Llegarán a Bogotá también representaciones de todos los países de América Latina, mientras faltan confirmar las de Venezuela y Cuba. 

A diez años del documento de Aparecida, la Iglesia en América Latina tiene urgida conciencia de la importancia de la presencia y contribución de “discípulos y misioneros en la vida pública” (nn. 501 y ss.). El Santo Padre Francisco lo ha recordado especialmente, indicando como tema de la Asamblea plenaria de la CAL, que  tuvo lugar en el Vaticano del 1 al 4 de marzo de 2016: “El indispensable compromiso de los laicos católicos en la vida pública de los países latinoamericanos”. Este tema dio lugar, además, a la muy importante Carta que el Papa envió al Cardenal Marc Ouellet el 19 de marzo de 2016.

Por estos motivos, se ha sentido la  exigencia de afrontar de modo inédito esta realidad. No es objetivo de este encuentro, obviamente, forjar un bloque católico en la vida política ni el de promover uno u otro partido político, sino, por una parte, poner a la Iglesia, y en especial a sus Pastores, en actitud de escucha ante las situaciones y  necesidades que viven los católicos con responsabilidades políticas y, por otra, buscar las modalidades más adecuadas para acompañarlos, sostenerlos y alimentarlos en ese compromiso. Se trata, pues, de alentar, desde la distinción entre comunidad eclesial y comunidad política, una mayor participación de los laicos comprometidos en la vida política en la comunión y misión de la Iglesia y una mayor atención de las comunidades cristianas y sus Pastores a sus necesidades.

El objetivo principal de este encuentro será el intercambio de experiencias, testimonios y reflexiones sobre la experiencia de laicos católicos que asumen responsabilidades políticas al servicio de los pueblos latinoamericanos, convocados en sede eclesial.

Otros objetivos son poner a la Iglesia, y en especial a sus pastores, en actitud de escucha ante las situaciones y necesidades que viven los católicos con responsabilidades políticas; buscar las modalidades más adecuadas para acompañarlos, sostenerlos y alimentarlos en ese compromiso; alentar, desde la distinción entre comunidad eclesial y comunidad política, una mayor participación de los laicos comprometidos en la vida política en la comunión y misión de la Iglesia; y alentar una mayor atención a sus necesidades por parte de las comunidades cristianas y sus pastores.

Algunos criterios importantes que han inspirado la realización de este importante encuentro y que servirán como fondo para la reflexión son: La consideración de la contribución original de los católicos en la vida pública, en el cuadro del diálogo democrático y el pluralismo político; la necesidad de inculturar la doctrina social de la Iglesia –dignidad de la persona, subsidiariedad y solidaridad– en el contexto latinoamericano; la consideración del impacto, las interpelaciones y las enseñanzas del primer papa latinoamericano sobre la incidencia del Evangelio en la vida personal y familiar, así como en el  cuidado de la casa común y su construcción según justicia y fraternidad; a la luz de lo anterior, la necesidad de afrontar los desafíos fundamentales de la identidad, unidad e integración latinoamericanas, de la custodia de la vida, del matrimonio y la familia, de la importancia de la educación, del crecimiento económico con justicia y equidad, de la inclusión de los sectores marginados y “descartados”, de las políticas hacia un pleno empleo, de la rehabilitación de la dignidad de la política y de promoción de la participación popular, del cuidado de la casa común en su ecología natural y humana, del combate contra el narcotráfico y todo tipo de adicciones, corrupciones y violencias, de la construcción de la paz, de las convergencias nacionales y populares en pos del bien común; en palabras del Papa Francisco, el reconocimiento de que “el laico, por su propia realidad, por su propia identidad, por estar inmerso en el corazón de la vida social, pública y política, por estar en medio de nuevas formas culturales que se gestan continuamente, tiene exigencias de nuevas formas de organización y de celebración de la fe” (Carta del papa Francisco al Card. M. Ouellet, 16 de marzo de 2016); la tarea de educar en el reconocimiento mutuo y en el diálogo, en la comunión eclesial, de católicos con diferentes opciones políticas; la necesidad urgente de modalidades adecuadas y eficaces para suscitar y formar nuevas generaciones de dirigencias políticas entre los católicos.

Como parte del programa, se prevé una dinámica de mucho diálogo, guiado por algunas conferencias o paneles que serán presentados por algunos de los participantes. Como tema de apertura se planteará una reflexión sobre las “prioridades, desafíos y tareas de la política en América Latina según el magisterio del papa Francisco y del episcopado latinoamericano”, para luego generar un intercambio constructivo entre los participantes, prelados y laicos.

Se prevé también dos paneles principales que guiarán las reflexiones. El primero, a cargo de los mismos políticos invitados, trataría de responder a la pregunta ¿qué le dicen los políticos a los pastores y a las comunidades cristianas?, mientras que el segundo, dirigido por algunos de los Cardenales u Obispos invitados, trataría de responder a la pregunta ¿qué le dicen los Pastores a los políticos?

También estarán presentes algunos temas de actualidad y de interés tanto de la Iglesia como de la sociedad misma, como la vida y la familia; la educación; el desarrollo integral y la inclusión social; la ecología humana y natural de la convivencia; una cultura del diálogo y del encuentro y de la pacificación; y el problema de las migraciones.

Finalmente, se cerraría la reflexión con una conferencia sobre “las características fundamentales del testimonio y la acción del católico en la política, a la luz del magisterio del papa Francisco y del servicio a los pueblos latinoamericanos” y sobre “cómo formar una nueva generación de católicos en la vida política”.

Enlaces de referencia



0 comentarios: