miércoles, 2 de noviembre de 2016

10:10:00
CIUDAD DE MÉXICO, 2 de noviembre de 2016.- El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade Kuribreña, explicó que la relación de la Federación con los estados está normada y no hay lugar para un rescate financiero en el caso de Veracruz. Habrá "acompañamiento", dijo.

“La relación con los estados está acotada a instrumentos financieros y cada estado tendrá que hacer frente a su situación financiera de acuerdo con la ley, por lo que no habrá rescate para Veracruz, Quintana Roo ni Chihuahua”, afirmó Meade, en entrevista para Despierta con Loret.

En entrevista  televisiva explicó  que la dependencia sólo tiene dos instrumentos para apoyar a los estados: la entrega de participaciones que salen de la recaudación y pueden ser usadas libremente, y las aportaciones, que son recursos con fines específicos. 

Enlace a Despierta con Loret: El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, habla sobre el rescate financiero para Veracruz y las finanzas en Quintana Roo y Chihuahua.

Dijo que puede haber otros proyectos de inversión en infraestructura, pero la situación financiera de cada estado es responsabilidad de los gobiernos locales.

En el caso de Veracruz, Meade anunció que habrá una reunión con el equipo del gobernador electo, Miguel Ángel Yunes, en la que revisarán los instrumentos con los que se puede acompañar al estado, pero rechazó un posible  rescate financiero.

Meade Kuribreña detalló que cada gobierno estatal tiene acceso a pedir créditos de corto plazo, acudir a la Bolsa, a la banca de desarrollo o solicitar un anticipo de participaciones, para lo cual pueden recibir apoyo de la SHCP. También pueden recortar gasto para enfrentar los problemas.

Reconoció que la ley sí prevé la posibilidad de que la Secretaría le dé recursos a los municipios, pero tienen que pedirlos y ser apoyados por cuerpos colegiados, aunque debe entregarlo a los gobiernos estatales.

El Secretario mencionó que estos días electorales de Estados Unidos hay gran volatilidad en México, pero el sistema financiero está sólido. (Crónica / oem.com)