miércoles, 2 de noviembre de 2016

10:41:00
LONDRES, 2 de noviembre de 2016.- Mientras las tropas iraquíes entraron a Mosul, bastión del ISIS desde 2014, el líder del grupo yihadista, Abu Bakr Al Baghdadi, estaría en la emblemática ciudad. Así lo afirmó Fuad Hussein, jefe de gabinete del presidente kurdo Massoud Barzani, al diario británico The Independent.

"Sí, Baghdadi está allí, y si es muerto, causará la caída del ISIS", sostuvo Barzani en declaraciones al mismo medio.

A raíz de la llegada de las tropas iraquíes a la ciudad, la mayoría de los combatientes del ISIS se han retirado de la zona oriental de Mosul. El jefe de seguridad de la provincia de Nínive, Mohammed al Bayati, explicó que la irrupción ayer de las fuerzas gubernamentales por el frente oriental provocó la huida de los yihadistas hacia los barrios ubicados en la orilla occidental del río Tigris. A esta zona han sido también trasladados gran parte de los familiares de los miembros del ISIS.

La entrada de las fuerzas chiítas en el pueblo de Abu Shuwayhah, al sur de Mosul, el 1 de noviembre. Al oeste de Mosul, las fuerzas paramilitares de Hashd al-Shaabi, coalición liderada por milicias chiíes respaldadas por Irán, están tratando de cortar las líneas de abastecimiento de ISIS desde Siria. En el recuadro, el "califa" del ISIS, Abu Bakr Al Baghdadi. (AFP)

El jefe de seguridad de Nínive, cuya capital es Mosul, aseguró que las tropas "están preparadas para hacerse con el control total" de las áreas próximas a la ribera oriental del Tigris. Sin embargo, explicó que este avance de las operaciones sobre el terreno se ve ralentizado por la presencia de civiles. En cambio, en las calles no se ven extremistas, ya que estos se esconden dentro de las viviendas y en los túneles y trincheras que excavaron para protegerse de los bombardeos.

Masacre del ISIS en un colegio

El grupo terrorista asesinó hoy a tiros a 52 jóvenes en un colegio público situado en el este de Mosul. Uno de los dirigentes de los llamados Caballeros de Mosul, los grupos de vecinos armados que resisten al ISIS en el interior de la ciudad, Mohammed al Musali, explicó a la agencia Efe que las víctimas eran antiguos efectivos de las fuerzas de seguridad.

Estos jóvenes habían no obstante mostrado su "arrepentimiento" ante el ISIS por su anterior profesión, lo que no evitó ahora su ejecución, como ocurrió también el pasado 27 de octubre con otro medio centenar de antiguos uniformados.

 El accionar del grupo terrorista fue así: pidió a los residentes de los barrios de Al Jadraa, Al Samah, Al Karama y Al Qudis, que acudieran al colegio Meca, situado en el primero de los distritos, con sus pertenencias y documentos de identidad. Amenazaron con atacar las casas de aquellos que no respondieran a la llamada, realizada desde los altavoces de las mezquitas. Cientos de jóvenes se dirigieron entonces al colegio Meca de Al Jadraa, en cuyo patio fue perpetrada la ejecución extrajudicial.

Las fuerzas de seguridad iraquíes han pedido a los habitantes de los barrios orientales que permanezcan en sus hogares y no hagan caso a los llamados del ISIS. Acorralados por el avance de la ofensiva militar contra Mosul, los yihadistas han incrementando en las últimas semanas el asesinato de civiles y de antiguos miembros de las fuerzas de seguridad.

El pasado 26 de octubre, el Comité de Derechos Humanos del Parlamento iraquí reveló que los radicales ejecutaron a un total de 232 civiles en la zona de Hamam al Alil y en la localidad Al Arich, al sur de Mosul.

La campaña militar para arrebatar al ISIS Mosul y los territorios que aún controla en la provincia de Nínive fue lanzada el pasado día 17 por las tropas iraquíes y las kurdas "peshmergas", y recientemente se sumaron a la batalla las milicias shiítas Multitud Popular. Ayer, las fuerzas iraquíes irrumpieron en Mosul desde el frente oriental, y se situaron en el barrio periférico de Kukyeli, considerado la puerta de entrada a la "capital" del ISIS en Irak. (Clarín)