viernes, 7 de octubre de 2016

16:41:00
MÉRIDA, Yucatán, 7 de octubre.- Un día después de que el diputado federal Francisco Torres Rivas diera a conocer una reforma legal que vuelve más transparentes el manejo de los datos personales y las operaciones del Infonavit, una vecina de Mérida advirtió sobre personas que acuden a los domicilios para cobrar supuestos adeudos de vivienda.


La señora Socorro Blanco Crisanti, quien habita en la calle 17 por 22 y 24 de la colonia Chuminópolis, se comunicó con el legislador en busca de orientación legal, pues una persona del sexo masculino se presentó en su hogar en días pasados para que le entregue cinco mil pesos en efectivo y “evite perder su casa” debido a una supuesta deuda.

“Me dijo que el Infonavit estaba quitando sus casas a las personas que habían  dejado de aportar mensualidades y que yo desde hace dos años no había realizado ningún pago, lo cual me extrañó porque mi casa ya está liquidada”.

Me pidió que le entregara cinco mil pesos para solucionarlo porque hace dos años “dejé de pagar”, pero hace dos años liquidé mi deuda con el Infonavit.

Precisó que hace un tiempo solicitó un crédito al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores para ampliación de su hogar y hace dos años esa deuda quedó totalmente pagada.

Sin embargo, ante la inquietud generada tras la visita de ese personaje, recurrió a “Panchito” Torres porque acababa de leer que él mencionó numerosos casos de usuarios que se acercan a él en busca de orientación y asesoría al sentirse indefensos por no tener pleno acceso a su información en el Infonavit.

El equipo legal de Torres Rivas investigó su caso y, efectivamente, el predio de la vecina de la Chuminópolis se encuentra libre de gravamen, es decir, sin pagos pendientes o sujeto a algún proceso.

La señora de 84 años de edad, quien habita la casa con su hija y yerno, mostró al legislador federal una papeleta que le dejó el visitante, con el nombre impreso de Russell Acosta Quiñones y el número telefónico 9991253373, así como inscripciones del Infonavit y el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY).

Torres Rivas, quien es secretario de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, hizo un llamado a los ciudadanos para no caer en engaños, pues el Infonavit no tiene diligencieros que acudan a los domicilios. “El Infonavit no manda a cobrar con empleados, todo es mediante depósitos en bancos. Jamás hay que darle dinero a nadie, aunque llegue en nombre del Gobierno o de una dependencia oficial”, recalcó.

Indicó que los avisos del Infonavit llegan por correo, o a través de despachos jurídicos en caso de alguna notificación, pero todo se paga en instituciones bancarias.

Torres Rivas reiteró que en sus recorridos por las colonias de su Distrito siempre escucha quejas y dudas de personas, por ejemplo sobre sus créditos de vivienda, y ofreció que las puertas de su oficina siempre están abiertas para la ciudadanía.

“Con gusto les asesoramos y brindamos ayuda en nuestras oficinas de enlace, en la esquina de la calle 15 por 23 de la colonia Yucatán, cerca del estadio Salvador Alvarado, o en los teléfonos 289-52-23 y 920-26-01.

Reiteró que “nos encontramos en un momento en el que la desconfianza, la impunidad y la corrupción se percibe entre los ciudadanos hacia sus autoridades, y queremos que los trabajadores con créditos del Infonavit se sientan más seguros y la sociedad tenga instrumentos para el control que debe ejercerse sobre el uso del dinero público”. (Boletín)