jueves, 6 de octubre de 2016

23:21:00
KANASÍN, Yucatán, 6 de octubre.- Con gran emoción niñas, niños y padres de familia de la Escuela Primaria "Liborio Pérez Encalada" de Kanasín visitaron la zona arqueológica de Chichén Itzá, cuya pirámide de Kukulcán es una de las siete nuevas maravillas del mundo.


Santa Brígida Cunnigan Canto y su nieta Mercedes Várguez Ramírez conocieron por primera vez este sitio arqueológico como parte del programa "Maravíllate con Yucatán".


"Mi nieta estaba muy emocionada de poder venir y yo compartí esa emoción porque nunca había podido venir en mis 55 años, es un lugar que nos deja con asombro por todo lo que hicieron nuestros antepasados y qué mejor que venir con Mercedita y disfrutar este momento que es un gran regalo", expresó.

La pequeña Mercedes de 10 años señaló que nunca olvidará ese momento: "Siempre quise venir y estoy muy contenta nunca lo olvidaré sobre todo la pirámide es más grande de lo que imaginé", refirió.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Mauricio Sahuí Rivero convivió con los 75 infantes y 73 adultos entre familiares y profesores de este plantel educativo que participaron en este recorrido cultural.

Frente al imponente Castillo de Kukulcán dirigió un mensaje a los pequeños a los cuales reiteró su compromiso de continuar con las acciones dirigidas a la niñez ya que es prioridad para el Gobernador, Rolando Zapata Bello, generar aprendizaje, recreación y convivencia familiar.

"Estar frente a esta pirámide nos deja mucho aprendizaje de todo lo que representa nuestra cultura y cada vez más niñas y niños yucatecos tienen la oportunidad de acercarse a estos espacios con este programa que es parte de los ejes primordiales para nuestro Gobernador con la finalidad de que la niñez de Yucatán disfrute de las maravillas de su estado y tenga un mayor conocimiento que es fundamental para su desarrollo", enfatizó.

En la edición número 29 de este esquema educativo y de turismo social también formó parte Glendy Lizama Bonilla y su hijo Marco Rolando Rosas Lizama que manifestaron su agradecimiento a las autoridades estatales por promover estas actividades que generan una grata convivencia familiar.

"Mi hijo no conocía Chichén y no teníamos en casa la oportunidad de traerlo y cuando supimos de esta excursión nos pusimos muy contentos porque además yo pude acompañarlo y vivir este momento especial para el no puede haber mejor experiencia que voltear y ver su cara de felicidad en cada paso que da por este hermoso lugar lleno de conocimiento", relató.

A este recorrido también se sumaron jóvenes del primer grado de preparatoria del Centro Escolar "Miguel Alemán" que participaron como voluntarios. (Boletín)