jueves, 1 de septiembre de 2016

18:17:00
MÉRIDA, Yucatán, 1 de septiembre.- Con relación a la reunión sostenida el día de ayer por el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto y el candidato a la presidencia de los Estados Unidos de América por el Partido Republicano, Donald Trump, la Coordinadora de la Comisión Operativa estatal de Movimiento Ciudadano en Yucatán, Silvia A. López Escoffié, opinó que fue una decisión poco afortunada por parte de quien dirige los destinos de nuestro país, en virtud de que los agravios proferidos a  nuestros connacionales que por necesidad han tenido que emigrar al vecino país del norte y la xenofobia que ha permeado en su discurso ante un fenómeno que requiere más de los consensos y de la colaboración binacional que de la instigación a la irritación, mediante discursos excluyentes y antimexicanos de las franjas de la ciudadanía norteamericana más intolerante y fundamentalista.


Asimismo, subrayó el hecho de que la reunión haya sido a puerta cerrada lo cual genera una gran cantidad de especulaciones o suspicacias respecto de lo que en realidad se trató y se acordó, sobre todo porque con quien tuvo interlocución el titular del ejecutivo nacional, es con un candidato NO un jefe de estado; por lo que, esta situación no es algo que deba de sorprender, dada la reiterada recurrencia de los gobiernos priistas a la secrecía y a la opacidad, y que esta desafortunada reunión se agrega como un desacierto más, a los que ha tenido durante lo que va de sus gestión Enrique Peña Nieto, ahondando los niveles de descredito y de críticas a las que se ha hecho acreedor.

López Escoffié añadió que, con toda seguridad la ciudadanía está tomando nota no únicamente de lo errático e ineficaz  que ha sido la gestión del actual titular del ejecutivo para la defensa de los intereses nacionales, sino que también está sintiendo en carne propia los efectos reales (aumentos en el precio de gasolina, diesel y electricidad, repudio extendido entre cada vez más docentes de la reforma educativa, incremento de quienes han encontrado en la economía informal una alternativa de sobrevivencia) de las reformas estructurales que propuso e impuso desde la presidencia de la republica con el apoyo no únicamente de la fracción legislativa del PRI, sino que también con el concurso de los panistas, de los perredistas (mediante el tristemente recordado “Pacto por México”) y los partidos satélite a su servicio.

Finalmente, hace un exhorto a la ciudadanía a que se mantenga atenta y externe sus dudas e inconformidades con las medidas que se están aplicando a nivel nacional y estatal para cargar sobre los hombros los errores provenientes de un equipo gobernante insensible y alejado de la problemática prevaleciente en el territorio tanto nacional como estatal. (Boletín)