viernes, 26 de agosto de 2016

16:56:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de agosto.- Una estructura coreográfica que indaga en la resonancia como concepto para hablar del pasado y el futuro de una acción, persona o situación, es la idea central del montaje que expondrá el Colectivo MákinadT Escena Movimiento, el domingo 28 de septiembre en el marco del Festival Jóvenes Creadores 2016.

Foto: Luis Andrade

La propuesta, denominada Eco lado B, es dirigida por la bailarina Diana Bayardo con el respaldo de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), y podrá disfrutarse en el Teatro “Dr. Joaquín Jiménez Trava” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a las 19:00 horas. La entrada no tendrá costo.

El público vivirá una experiencia dancística, sonora y visual, en la cual los bailarines se comunican en tiempo real por medio de un circuito cerrado. De esta manera, llevarán al espectador por diferentes espacios, en donde el contacto entre lo escénico y lo cotidiano dislocará la realidad.

De acuerdo con Bayardo, el proyecto surge de su labor colectiva en la danza contemporánea, teniendo como antecedente Eco, de 2014, que explora con la voz, la respiración y la memoria corporal para evocar las múltiples vivencias vinculadas a los impulsos primarios, la sobrevivencia y el ritual.

“El proceso creativo de la obra comenzó con una exploración corporal que hice con la intención de moverme, y ver qué sucedía con mi cuerpo y con lo improvisado. Me di cuenta que cada movimiento me recordaba a personas que de alguna manera tenían que ver con mi vida cotidiana y profesional”, explicó la artista.

Con esa reflexión, noté que todos los movimientos producían un eco; compartí mi trabajo con danzantes y maestros que me cuestionaron cuál era el sentido de la danza en la actualidad, y la respuesta fue que tuve muchos pensamientos y deseos de moverme, eso creó en mí emociones encontradas que me condujeron a iniciar el proyecto, continuó.

La obra tiene el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) 2015-2016 y examina las diferentes maneras de representar una resonancia. Con el respaldo de cámaras, que producirán un retraso entre la escena y el video de aproximadamente ocho segundos, reforzará la idea del eco y abrirá un espacio para hablar de cómo lo que sucede en un lugar como el escenario, puede resonar en algo que está sucediendo en otro punto. (Boletín)