domingo, 7 de diciembre de 2014

14:54:00
VERACRUZ, México, 7 de diciembre.- Entre amigos, familiares y un grupo de curiosos y jóvenes cristianos que protestaban por esta “aberración”, Víctor Manuel se tranquilizó y arribó al Registro Civil de Veracruz, donde se llevó a cabo la primera boda civil de una pareja del mismo sexo.

Los contrayentes en compañía de sus familiares y amigos (foto: @ENEWSPAPERmx)

La juez Mariana de los Ángeles Sánchez Cano, apercibida por el amparo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), reconoció el enlace civil, ya que el código civil de dicha entidad no ha sido reformado y las adecuaciones al mismo siguen “congeladas” en el Congreso local.

El enlace de Jair Darío con Víctor Manuel se realizó en el salón “Melchor Ocampo” del registro civil, donde los jóvenes fueron casados en una sencilla ceremonia protocolaria y al momento de darse el tradicional “sí, acepto”, Jair rompió en llanto.

El joven explicó, al término de la ceremonia, que fue la emoción y el temor contenido hasta el último minuto, a pesar de traer el amparo “debajo del brazo”, de que se les negara la ceremonia para oficiliazar su matrimonio”.

Por su parte, la oficial del Registro Civil dijo que no había por qué alimentar el “temor”, puesto que ella desde días antes había declarado públicamente que el amparo de la SCJN “se tenía que acatar”.

La Iglesia católica en la entidad, a través de su vocero de la arquidiócesis de Veracruz, el padre Víctor Manuel, dijo que respetaba el hecho tal como lo dispone el papa Francisco, pero le recordaba a los fieles que aunque se puedan casar por lo civil a personas del mismo sexo, “no es un matrimonio: esto es entre un hombre y una mujer”. (SDP Noticias)