domingo, 22 de diciembre de 2013

21:25:00
COLOMBIA, 22 de diciembre.- Aunque la cooperación militar entre Estados Unidos y Colombia es de vieja data, un programa secreto de la CIA aportó tecnología para localizar objetivos como jefes guerrilleros y campamentos. También dotó de "bombas inteligentes" para los bombardeos. 


Un informe publicado por el diario estadounidense The Washington Post indica que el programa se ejecuta desde el año 2003, cuando fue autorizado por el presidente George W. Bush, y se prolonga hasta hoy.

Según ese periódico, que cita como fuentes a funcionarios diplomáticos y de inteligencia estadounidenses y colombianos (en condición de anonimato), el programa secreto comenzó en 2003 después del secuestro de tres contratistas estadounidenses por parte de las Farc, tras estrellarse su avión en la selva. 

El plan de inteligencia manejado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) destinó ayuda militar adicional al Plan Colombia para brindar "ayuda sustancial en escuchas de telecomunicaciones". Además, se dotó al Ejército colombiano de bombas por Sistema de Posicionamiento Global, que permitieron golpes a las Farc como el bombardeo en el que murió alias "Raúl Reyes" en Ecuador en 2008, en el que se atacó desde Colombia, publicó The Washington Post.

La colaboración de Estados Unidos para la lucha contra los grupos armados ilegales y el narcotráfico (del que se acusa a las guerrillas) ha sido mediante el Plan Colombia. 

Se consideraba el único de cooperación militar, que desde 2000 destinó 9.000 millones de dólares, que se invirtieron en modernizar y profesionalizar en los últimos 10 años a las Fuerzas Militares, en especial a la Fuerza Aérea con helicópteros y aeronaves de combate.

La CIA no hizo declaraciones sobre el informe. Y sin dar detalles el presidente Juan Manuel Santos respondió al Post que la CIA ha sido "de ayuda" para mejorar las Fuerzas Militares.

Reacciones en Colombia

El informe generó reacciones como la del congresista Iván Cepeda, quien aseguró que "pediremos explicaciones al Gobierno sobre estas intervenciones".

El excoronel del Ejército y analista militar, John Marulanda, aseguró que la cooperación de la CIA era un "secreto a voces" entre las autoridades. "Fue clave la moderna tecnología militar para interceptar comunicaciones y ubicar a jefes guerrilleros, campamentos con ayuda de satélites de vigilancia o las bombas inteligentes guiadas por GPS. Igual con el narcotráfico".

Pero advirtió que, aunque esa tecnología es importante, los golpes propinados a las Farc también involucran inteligencia humana y tropas entrenadas, como en la Operación Jaque y otras operaciones militares. (Juan Carlos Monroy G. para El Colombiano)

0 comentarios:

Publicar un comentario