sábado, 1 de junio de 2013

20:00:00
LOS ANGELES, California, 1 de junio.- Parece que Beyoncé es una mujer de armas tomar y cuando alguien se mete con ella, pone cartas en el asunto. Si las fotos de la SuperBowl no le hicieran ni pizca de gracia, coge y contrata a un sólo fotógrafo para que sea el encargado de retratarla durante su gira. Que un fan le toca el trasero en pleno concierto, ella le echa del recinto. Y si H&M retoca sus imágenes para la campaña de verano que ella protagoniza, pues no le da la gana de que salgan a la luz.

Beyoncé se enfadó mucho cuando vio que habían tratado de adelgazarla con photoshop.

Y es que por lo visto la cantante se enfadó mucho cuando vio que habían tratado de adelgazarla con photoshop. Ella está muy orgullosa de sus curvas y se puso furiosa: "Cuando se dio cuenta de que su cuerpo había sido manipulado montó en cólera. Es una diva con mayúsculas y se puso furiosa por haber recibido ese desaire. Sus colaboradores rechazaron dar luz verde a las fotos que les presentaba así que a H&M no le quedó más remedio que utilizar las originales", afirma una fuente al The Sun.

Así se ve que Beyoncé tiene un carácter de armas tomar, y es que si hace tan sólo unos días nos enterábamos de que echó a un fan de un concierto por tocarle el trasero, ahora sale a la luz un nuevo enfado de la cantante. Y es que a la diva del pop no le gustó nada que las fotografías que había protagonizado para la campaña de verano de H&M hubieran sido retocadas de tal modo que pareciera más delgada.

Así que finalmente se salió con la suya y ahora podemos verla luciendo sus voluminosas curvas allá por donde vayamos. Y es que lo que dice Beyoncé… ¡Va a misa!. (Antena 3 Noticias)

0 comentarios:

Publicar un comentario