martes, 21 de mayo de 2019

05:15:00
PEKIN, 21 de mayo de 2019.- A la jubilada Lee Wai-man le encanta adquirir cerdo fresco en el mercado de Hong Kong, pero come mucho menos ahora que el precio ha subido debido a los problemas que pasa China para contener una epidemia de peste porcina que ha sacudido los mercados globales de carne.

China produce y consume dos terceras partes de la carne de puerco en el mundo, pero su producción está desplomándose a medida que Beijing sacrifica hatos y bloquea envíos para detener la propagación de la peste porcina africana. Los importadores están compensando el faltante con cerdo de sitios tan lejanos como Europa, lo que ha incrementado los precios hasta en 40% y provocado escasez en otros mercados.

“Soy amante de la carne de cerdo fresca, pero es muy cara”, afirmó Lee, de 87 años, mientras hacía sus compras.


La peste porcina africana no es dañina para los seres humanos, pero es letal entre los cerdos y se propaga rápidamente. Su presencia fue reportada por primera vez en agosto en el noreste de China, y desde entonces un millón de puercos han fallecido y la enfermedad se ha extendido a 31 de las 34 provincias del país, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

La magnitud del brote no tiene precedentes, dijo Dirk Pfeiffer, epidemiólogo veterinario en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong.

“Esta es probablemente la enfermedad animal más compleja que hayamos tenido que enfrentar”, señaló.

Es probable que el descenso en la producción china sea tan grave que será equivalente a la producción anual de cerdo de toda Europa y supere la producción de Estados Unidos en 30%, dicen investigadores de la industria.

“Todo el mundo quiere importar la mayor cantidad de puerco posible”, dijo Angela Zhang, analista de la industria en IQC Insights. Indicó que posiblemente la tendencia se acelerará a medida que cae la producción china.

Eso representa un impulso para los agricultores en Alemania, España y otros países con una población saludable de cerdos, pero un golpe a las familias en el sureste de Asia y otros mercados de gente pobre que dependen de la carne de puerco para consumir proteína.

La producción de cerdo en China este año podría caer hasta en 35%, según Rabobank, un banco holandés.

Los suministros globales serán “recanalizados a China”, afirmaron los investigadores del banco en un informe en abril. El “cambio sin precedentes” en el comercio provocará escasez en otros mercados, agregó.

El precio de los puercos vivos en Camboya se incrementó 37% en el último semestre, según Srun Pov, presidente de la Asociación de Criadores de Ganado de Camboya. Dijo que el país le está comprando a Tailandia aproximadamente el 30% de las 500-600 toneladas diarias que requiere.

“El cerdo es importante para nosotros”, dijo Chhe Pich mientras un carnicero pesaba su compra en Phnom Penh, la capital camboyana. “A pesar de que el precio actual es un poco elevado, tengo que adquirirlo para servírselo a mi familia”.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos espera que las importaciones de cerdo de China se incrementen a 2,2 millones de toneladas, el 41%, en comparación con 2018. No se prevé que este problema ceda en un futuro cercano, ya que “crece la evidencia de que China no podrá erradicar la peste porcina africana en el corto plazo”, afirmó en un informe reciente. (AP)

0 comentarios:

Publicar un comentario