miércoles, 24 de julio de 2013

13:20:00
MÚNICH, 24 de julio.- Locura e ilusión. Son las dos palabras que mejor definen el fenómeno Pep en Alemania. Y ambas confluyen en aficionados y directivos del Bayern de Múnich por igual, como se pudo ver en la presentación del equipo ante 40,000 espectadores o como se deduce de las palabras del director general del conjunto bávaro, Karl-Heinz Rummenigge: «No sólo ganamos, sino que jugamos bien al fútbol». La combinación perfecta para conseguir títulos. El secreto que llevó a Guardiola a conseguir el 'sextete' con el Barça, con el que se vuelve a reencontrar esta tarde, al igual que Thiago.

Sin embargo, ambos equipos llegan en dos momentos bien distintos de la pretemporada. El Barcelona aterriza en Múnich con pocos kilómetros en sus piernas y sin entrenador. Roura y 'Rubi' dirigirán al equipo a la espera del 'Tata' Martino, que tiene prevista su llegada a la Ciudad Condal el próximo jueves. Además, el único fichaje que ha realizado la entidad culé, Neymar, tampoco estará. Eso sí, Messi disputará el partido.

Guardiola es el protagonista de la portada de la revista de fútbol alemana '11 Freunde' (11 amigos). La publicación versiona el póster promocional de la exitososa serie televisiva 'Breaking Bad', poniendo al técnico ex azulgrana en lugar del atribulado profesor de química Walter White. 'Breaking Pep' titula '11 Freunde', presentando al actual entrenador del Bayern con apuntes tácticos en vez de pistola y con botas de fútbol en vez del calzado que luce el personaje interpretado por Bryan Cranston, que lucha por salir adelante pese a los problemas que se van sucediendo en su vida.
El Bayern, en cambio, llega rodado y tras varios amistosos. «Pep tiene ideas geniales. Creo que en el futuro a los rivales no les resultará posible prever cómo jugará el Bayern. Le gusta probar a los jugadores en varias posiciones. Lo encuentro muy interesante, el equipo promete y además se está jugando muy bien. La plantilla está afrontando los encuentros con mucha alegría y ganas. Las novedades les ofrecen diversión», declaró el propio Rummenigge en una entrevista en la página oficial del club.

Es el sello de Guardiola, que desde que empezara en el Barça ha introducido variantes en sus esquemas de juego. Y en muchas ocasiones en el mismo Bernabéu, situando a Dani Alves en el centro del campo, a Messi como falso 9 o alineando una defensa de tres.

Ahora con el Bayern, consciente de que no está ante el mismo equipo, ha variado el dibujo táctico. Ha cambiado el tradicional 4-3-3 que solía alinear en el Barça, por un 4-1-4-1. Introduciendo dos novedades: la incursión de Lahm –acostumbrado a jugar en el lateral– como interior y la alineación de Müller como posible falso 9, a la espera de si Ribéry, al que apodan 'el nuevo Messi', ocupa la posición del astro argentino.

Y de momento le ha salido bien. Desde que empezara la pretemporada, el Bayern ha apabullado prácticamente a todos sus rivales. Ante el Wildenau, un equipo de aficionados, anotó 15-1, haciendo lo propio con el Hamburgo, al que endosó 4-0 y el Borussia Mönchengladbach, que cayó en la final de la Telekom Cup por 5-1. Los dos últimos, en partidos de sólo 60 minutos.

Precisamente ante el 'Gladbach', Thiago, que apenas había entrenado, marcó uno de los goles del partido. En una declaración de intenciones por parte de Pep, que le dejó moverse con libertad. Bajando a recibir la bola a campo propio cuando era necesario y llegando con peligro a las inmediaciones del área contraria. La duda es si el hispano-brasileño será titular ante el Barça. El Bayern juega el próximo sábado 27 la Supercopa alemana frente al Borussia Dortmund, en lo que será una reedición de la final de la Champions, por lo que Guardiola no cargará de minutos a los suyos.

Trabajo duro para adaptarse

No está siendo fácil para muchos jugadores asimilar el nuevo sistema de Guardiola. «El entrenador está dando el máximo para que entendamos todo. Tenemos que estar totalmente concentrados para luego reflejar sobre el campo lo que él quiere. Intentamos construir un sistema algo distinto al habitual. Se necesitan muchas horas de entrenamiento», señalaba Van Buyten en la sesión de fotos la semana pasada.

No fue el único, el centrocampista suizo, Xherdan Shaqiri, también reconoció el gran trabajo que está realizando la plantilla para llegar bien al inicio de la Bundesliga el próximo 9 de agosto: «Pep se centra mucho en la táctica. Uno tiene que estar muy concentrado en el entrenamiento para asimilar todo. Estamos trabajando a marchas forzadas para asimilar el sistema del técnico». (El Mundo)

0 comentarios:

Publicar un comentario