miércoles, 24 de julio de 2013

22:18:00
LOS ÁNGELES, 24 de julio.- La actriz Amanda Bynes presenta algunos signos de esquizofrenia, al menos eso es lo que han detectado especialistas, quienes solicitaron dos semanas más para tener a la joven bajo observación psiquiátrica y poder diagnosticarla adecuadamente.

Según indica el sitio TMZ, luego de que Bynes fuera internada -por tratar de incendiar la casa de una anciana- médicos y personas cercanas consideran que Amanda está sufriendo de una enfermedad mental, en especial esquizofrenia.


Aunque desde hace meses la conducta errática de Amanda había levantado revuelo, como tiene 27 años sus padres no podían intervenir, pero con el nuevo incidente las cosas cambian y buscarán la custodia de la joven. Consideran que ella es incapaz de cuidarse y significa un peligro para los demás.

En abril de este año surgió una versión según la cual la actriz escuchaba voces y hablaba en un lenguaje sin sentido.

Los oficiales que se ocuparon del caso de Bynes decidieron ponerla bajo el código 5150, sobre todo después de las extrañas respuestas qué les dio sobre el intento de incendio. Dicho código implica internar a la persona y ponerla bajo observación psiquiátrica.

En 2008, Britney Spears también fue puesta bajo ese código y poco después su padre obtuvo la custodia de la cantante.

El conato de incendio

Por la tarde pasó a una tienda de ropa para comprar un par de playeras. Iba en short y sandalias. El cabello, como es su costumbre, esperpéntico y hasta la cintura. Anduvo errante unas horas. Ya por la noche, caminaba por el barrio donde vive con un pequeño tanque de gas y de repente pensó: voy a provocar un incendio.


Minutos después los bomberos de Los Ángeles respondieron a una llamada de emergencia que reportaba un incendió en la avenida De Los Arboles, en el barrio de Thousands Oaks, residencia de actores y cantantes como Heather Locklear, Mickey Rooney, Kurt Russell, Tom Selleck, Will Smith y Britney Spears.

Eran las nueve de la noche y en el lugar, los oficiales encontraron el “pequeño incendio” y a la perpretadora: la actriz Amanda Bynes quien ya en otras ocasiones ha tomado su Twitter para defenderse con la frase: “No estoy loca”.

La dueña de la casa en cuyo patio Amanda decidió jugar con fuego, resultó sorprendida con la noticia pues no sabía lo que estaba ocurriendo hasta que la policía llamó a su puerta para decirle que Bynes casi quema su casa. El sargento Eric Buschow, quien atendió la emergencia, informó: “Había un pequeño incendio enfrente de una casa, en una especie de pasillo en el patio. No fue un intento de quemar toda la casa”.

En efecto, no toda la casa pero sí por lo menos un montón de ropa de la dueña de la casa, una anciana que declaró a TMZ que ni siquiera sabe quién es Amanda Bynes.

El sargento se acercó a Amanda para preguntarle por qué o para qué había provocado ese fuego. No se ha revelado lo que respondió la actriz, pero fue algo tan grave (o incoherente) que en ese momento Eric Buschow mandó a Bynes al hospital siquiátrico para ponerla bajo observación preventiva. (El Universal)

0 comentarios:

Publicar un comentario