martes, 3 de septiembre de 2019

20:54:00
De mis tres analistas gringos más importantes: Petras, Chomsky y Wallerstein, murió este último.- Pedro Echeverría V.

1. Desde México me pregunto: ¿Por qué mis tres pilares del pensamiento político son estadounidenses (no yanquis asesinos) sin tener a un inglés, francés, ruso o español)? Obvio no hablo de artistas, literatos o humanistas, sino de pensadores políticos. ¿Puede olvidarse que durante las guerras, el fascismo y el nazismo, muchos intelectuales europeos, se refugiaron en los EEUU? ¿Cuántas corrientes de investigación y de pensamiento se desarrollaron en los años 20, 30 y 40 en aquella nación próspera y adinerada de Norteamérica que ni mínimamente fue tocada por alguna metralla de las muchas que arrojó?


2. Ayer falleció en los EEUU el intelectual newyorkino antimperialista, nacido en 1930, Immanuel Wallerstein. Lo conocí hace muchos años junto a James Petras (Boston 1937) y Noam Chomsky (Filadelfia 1928) en las páginas digitales de Internet: Rebelión y Aporrea, donde desde hace 15 años me publican de manera permanente mis artículos. Desde entonces nunca dejé de leer a esos politólogos siguiéndolos en artículos y libros. Podría decir que esos tres, junto a otros como Samir Amín (egipcio) y Enrique Dussel (argentino), han sido pilares de mis estudios y artículos en años recientes.

3. En mis numerosos viajes a la ciudad de México me hice de varios libros de esos estudiosos: de Wallerstein he tenido siempre a la mano: “La decadencia del poder estadounidense” en el que en 2003 expresa: “La economía mundo ha estado en un fuerte estancamiento desde la década de los setenta: las tres áreas con fuertes escenarios económicos –EEUU, Europa occidental y Japón- trataron de trasferir sus pérdidas unos a otros: a Europa le fue bien en la década de los setenta, en los ochenta a Japón y en los noventa a EEUU. Pero a la economía-mundo en su totalidad no le fue bien en ninguna de las tres áreas”.

4. En política Wallerstein describe lo que ha sucedido en los países donde la llamada izquierda electoral socialdemócrata ha logrado el gobierno. En primer lugar no sabían de las limitaciones del Estado: “Cuanto más tiempo permanecieron en el poder, más parecían posponer el cumplimiento de sus promesas; los cuadros del militante movimiento movilizador se volvieron los funcionarios del partido en el poder. Se transformaron sus posturas sociales y también, de manera inevitable, sus psicologías individuales…la nomenklatura pareció emerger donde obtuvo el control. Una casta privilegiada de altos funcionarios con más poder y riqueza real que el resto de la población”.

5. El primero de mis admirados intelectuales fue James Petras que por su abundante producción intelectual y su activismo, llegó a ser asesor de los gobiernos del presidente Allende los años 1970-73 en Chile y del presidente griego Papandreu de 1982-84.Colaboró también con el Movimiento sin tierra de Brasil, los desocupados de Argentina y otros movimientos de resistencia. El autor de unos 60 libros y cientos de artículos. Tengo ante mí su libro: “Espejismos de la izquierda en América Latina”, escrito con Henry Voltmeyer.

6. Petras desata una fuerte crítica contra la izquierda ilusa que no se ha atrevido a criticar lo que sucede en Argentina de Kirchner, Bolivia de Morales, Cuba de Castro y Venezuela de Chávez, en general de América Latina. “La izquierda sigue contenta con ilusiones de progreso, rehusándose a criticar regímenes y proyectos que son en cierto sentido, o decididamente “progresistas” con el temor de que esta crítica pueda inhibir el cambio en una dirección de izquierda o ayude a la derecha. Por el contrario, la estrategia del gobierno de EU ha sido la de redoblar los esfuerzos y financiar a las ONG que representan la oposición”.

7. De Noam Chomsky, nacido en Filadelfia en 1928, se conoce mucho más por aquello de ser lingüista y politólogo. Lo último que observé fue una entrevista que el fundador de WikiLeaks, Julián Assange –desde su “prisión” en la embajada de Ecuador de Londres- les hizo a los intelectuales Chomsky y a Tariq Alí en 2012. Sin duda, ha sido Chomsky el más difundido y conocido en el mundo como un poderoso intelectual antimperialista. Igual que Petras y Wallerstein, esa tercia, seguida por cientos de intelectuales en todo el mundo, han contribuido a presionar el imperialismo para que le baje un poco a sus bombardeos, asesinatos y masacres en el mundo. (2/IX/19)


0 comentarios:

Publicar un comentario