miércoles, 27 de febrero de 2019

06:22:00
LAHAYA, 27 de febrero de 2019.- La aduana del puerto de Róterdam ha interceptado un cargamento de 90.000 botellas de vodka que supuestamente debían llegar a Corea del Norte, y cuyo destinatario final era el líder norcoreano, Kim Jong-un. La bebida, metida en 3.000 cajas procedentes de Rusia, tenía que ser depositada en China, y venía del puerto alemán de Hamburgo. Las autoridades holandesas han declinado entrar en detalles sobre el flete, pero según Arno Kooij, el oficial aduanero, “sospechamos que el vodka no acabaría en suelo chino, sino norcoreano, y estos productos entran en las sanciones impuestas a dicho régimen”.

Aunque la noticia se ha sabido ahora, la aduana portuaria alertó el pasado viernes de la llegada del buque Nebula, de la naviera china Cosco Shipping. Las botellas estaban escondidas bajo la estructura de la cabina de vuelo de un avión transportado por el carguero. El aparato llamó la atención del personal de la aduana, que evaluó la posibilidad de que hubiera contrabando y acertó. Sacar el vodka de la nave resulto prolijo porque no se podía dañar el fuselaje de la aeronave.

El vodka confiscado. (AFP)

El rotativo Algemeen Dagblad reconstruyó el hallazgo, confirmado luego por las autoridades. Informada sobre la carga, Sigrid Kaag, ministra holandesa de Exteriores, consideró “importante mantener las sanciones, que incluyen la importaciones norcoreanas de bienes de lujo, y se ha hecho lo correcto al descargar el contenedor en Róterdam”.

Poco antes de la cumbre entre Kim Jong-un y el presidente estadounidense, Donald Trump, que comienza este miércoles en Hanói (Vietnam), Corea del Norte solicitó a Naciones Unidas el levantamiento de las sanciones impuestas en 2017 por los ensayos de un misil balístico intercontinental. El pasado enero, Pyongyang advirtió de que las cosechas fallidas comportaban falta de alimentos, y se vería obligado a reducir casi a la mitad las raciones de comida: de 550 gramos diarios a 300 gramos.

En 2018, la ONU calculó que una quinta parte de los niños norcoreanos están malnutridos. La ayuda humanitaria está permitida, pero Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, ha señalado que hay 10,3 millones necesitados de alimentos, aunque solo han podido ayudar a unos 2 millones. El vodka requisado en Holanda puede acabar siendo subastado una vez completada la investigación oficial. (Isabel Ferrer / El País)

0 comentarios: