domingo, 16 de diciembre de 2018

22:30:00
CHIAPAS, México, 16 de diciembre.- La participación de Yucatán en el proyecto del Tren Maya se refrendó esta mañana en el “Ritual de los pueblos originarios a la madre tierra para anuencia del Tren Maya”, ceremonia en la que el Gobernador Mauricio Vila Dosal acompañó al Presidente Andrés Manuel López Obrador.


En este evento, realizado en el antiguo Aeropuerto de Palenque, el titular del Poder Ejecutivo yucateco, junto con el Director General del Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, también atestiguó el arranque de los trabajos de rehabilitación de las vías férreas Palenque – Escárcega, marcando el inicio de los trabajos de esta magna obra impulsada por el Gobierno Federal en conjunto con cinco estados de la región sur-sureste de México. 

Cabe recordar que el pasado viernes, el Gobernador yucateco participó en la presentación del Plan Nacional de Salud, realizado en el Centro Internacional de Congresos (CIC) de Mérida, en donde remarcó al mandatario federal la disposición de su administración de estrechar lazos de colaboración para el desarrollo de más proyectos en beneficio del estado y el país.

El Tren Maya es un proyecto que nosotros apoyamos en Yucatán, y en el cual vamos a esforzarnos para que sea un proyecto provechoso, enfatizó Vila Dosal.

Junto a López Obrador y Vila Dosal, estuvieron el mandatario anfitrión de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas y el alcalde de Palenque, Carlos Morelos Rodríguez; los gobernadores de Campeche, Quintana Roo y Veracruz, Alejandro Moreno Cárdenas, Carlos Joaquín González y Cuitláhuac García Jiménez, en ese orden; así como el constitucional y el electo de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez y Adán Augusto López, respectivamente.

De manera simultánea se realizaron ceremonias en sitios representativos de las entidades en donde transitará el Tren Maya, que en el caso de Yucatán fue en la zona arqueológica de Chichén Itzá, en las cuales también se solicitó el consentimiento a la Madre Tierra para la ejecución de las labores de construcción de este circuito ferroviario.

En este punto turístico y arqueológico yucateco, el titular de Patronato de las Unidades Culturales y Turísticas del Estado (Cultur), Mauricio Díaz Montalvo, encabezó este ritual en representación del mandatario estatal, siendo acompañado del representante del titular del Fonatur y enlace territorial del Tren Maya en Yucatán, Aarón Rosado Castillo.

De igual forma acudieron el director de INAH Yucatán, Eduardo López Calzada; el alcalde de Valladolid, Enrique Ayora, y Marco Antonio Santos Ramírez, director de la zona arqueológica de Chichén Itzá.

“Éste es un día histórico porque cinco estados pedimos el permiso de la Madre Tierra para la inclusión social y desarrollo a través de este proyecto sustentable distribuido en 15 estaciones”, expresó Rosado Castillo, quien también remarcó que el Tren Maya creará una relación respetuosa entre lo nuevo y lo presente, interactuando con cada comunidad de manera particular.

En su turno, Díaz Montalvo, recordó que originalmente el Tren Maya no contemplaba a Yucatán, pero mediante el diálogo entablado entre el Gobernador Mauricio Vila Dosal y el Presidente Andrés Manuel López Obrador se pudo integrar a la entidad dentro de esta estrategia.

La importancia de la participación de Yucatán en el Tren Maya se debe a que este proyecto está concebido para generar beneficios económicos y de diferente índole a los yucatecos, especialmente a los que habitan en comunidades indígenas del territorio, ya que se abre la puerta a la creación de nuevas fuentes de empleo y un detonante del desarrollo económico, turístico y social para esos municipios, enfatizó el funcionario estatal.

La ceremonia fue celebrada por el H’men Tiburcio Kan, quien pidió permiso a la Madre Tierra, al dios Hunab Ku y a los cuatro Bacabes del mundo maya bajo la pirámide de Chichén Itzá y el Juego de Pelota. Rituales similares también se llevaron a cabo en Edzná y Becán, Campeche; Tenosique, Tabasco; y Tulum, Quintana Roo.

Cabe recordar que las propuestas que Vila Dosal aportó a esta iniciativa son el uso del ferrocarril como transporte tanto de pasajeros y de carga, así como también la construcción de estaciones en el interior del estado, en los municipios Valladolid y Tinum, donde está Chichén Itzá; así como Izamal y Mérida, ideas que fueron integradas durante las reuniones de trabajo sobre el proyecto.

La llegada del Tren Maya a Yucatán es muestra del trabajo coordinado entre los gobiernos estatal y el federal tanto en el sector turístico, alianza que se extiende a otro de suma importancia, como el de salud, en el cual recientemente Vila Dosal refrendó su apoyo y colaboración con López Obrador durante la presentación del Plan Nacional de Salud. (Boletín)

0 comentarios: