miércoles, 5 de diciembre de 2018

19:56:00
MÉXICO, 5 de diciembre.- Lo que se aproximaba a un primer desencuentro entre los gobernadores de los estados y el presidente Andrés Manuel López Obrador, quedó zanjado a través de una serie de acuerdos entre el mandatario y la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).


“Había malos entendidos, faltaba información. Una vez que se aclaró se resolvió el problema”, dijo López Obrador.

La tarde de ayer, los gobernadores en funciones y electos, sostuvieron un encuentro con el jefe del ejecutivo en Palacio Nacional, para exponerle tres acuerdos alcanzados horas antes entre ellos:

Se trataba de pedirle retirar la propuesta de concentrar en lo coordinadores estatales de desarrollo, “los superdelegados”, las tareas de seguridad; exigirle garantáis en materia presupuestal y pedir que en lugar de construir cien universidades aumentara el presupuesto de las ya existentes.

El tema más polémico era sobre el papel de los superdelegados que se encargarán de aplicar programas de desarrollo social y se involucrarían en la política de seguridad, por lo que inclusive, el michoacano Silvano Aureoles, había anunciado interponer una controversia constitucional.

Tras el encuentro de ayer, no hubo comunicación oficial, e inclusive, la Presidencia de la República anunció a través de su vocería que no emitir comunicado conjunto fue uno de los acuerdos. Sin embargo, varios de los asistentes, entre ellos, el de Chihuahua, Javier Corral, dieron a conocer que había acuerdo sobre el tema de los superdelegados.

Esta mañana, en su conferencia de prensa matutina, López Obrador admitió rispideces, pero las atribuyó a la falta de información y dijo que ya había consenso. Inclusive, abundó en que era un equívoco en la función de los superdelegados, pues se pensaba que duplicarían su papel con tareas de seguridad.

El acuerdo fue que la política de seguridad será, cuando exista la Guardia Nacional, que los secretarios técnicos en los estados, en materia de seguridad, serán designados por el secretario del ramo, Alfonso Durazo, y que participarán los coordinadores de desarrollo pues, según el mandatario, la seguridad no está desligada de los programas de bienestar.

Informó que los estados tendrán un incremento presupuestal de 7% real y 10% nominal, lo que en síntesis representa más recursos para las entidades federativas a las que se transferirán fondos de conformidad con la ley.

“Fue una reunión en muy buenos términos, con libertad plena, donde se trataron los temas y, al final, se llegó a un acuerdo de trabajar de manera conjunta, unificados para sacar adelante al país”, expuso. (Arturo Rodríguez para Proceso)

0 comentarios: