martes, 4 de diciembre de 2018

21:21:00
José Repetto

El día de hoy, unas cuantas académicas y supuestas activistas acompañaron a Martha Góngora Sánchez, ex aspirante a presidir la Codhey, en exclusiva rueda de prensa a la que fueron invitados sólo medios afines.

Martha Góngora y Adelaida Salas (fotos: Archivo)

Como informamos, la candidatura de Góngora fue desechada por el Congreso del Estado debido a que actualmente ocupa un cargo en el PRI, lo cual la hace inelegible para ser la ombudsman de Yucatán. Así de simple.

Sin embargo un grupo de académicas y autoproclamadas luchadoras sociales salieron en defensa de quien fuera la directora del Registro Civil, cargo desde donde negó el derecho de petición a parejas del mismo sexo para contraer matrimonio y puso a las que lo lograron vía amparo en un "libro rosa" (medida claramente discriminatoria), y luego secretaria general de gobierno, donde encabezó las fallidas e inútiles mesas de trabajo para combatir la violencia de género en la entidad, durante el gobierno priista de Rolando Zapata Bello.

A su izquierda en la conferencia se encontraba Adelaida Salas Salazar, cuyo nombre suena cada que una mujer es golpeada o asesinada en la entidad. Siempre sale a exigir que se clasifique el caso como feminicidio y se emita alerta de género, a todas luces dándole el guion a los deudos, tal como hizo con doña Ligia Canto Lugo, madre de Emma Gabriela Molina Canto.

¿Qué madre en duelo sale al día siguiente de que asesinaron a su hija gritando, literalmente, "alerta de género"?

Ligia Vera, Martha Góngora, Adelaida Salas y Bertha Elena Mungía en la rueda de prensa de hoy.

Pero ése es el estilo de Adelaida Salas: usa a la gente que percibe como débil, en situación de vulnerabilidad, inferior a ella (ya sea porque son más jóvenes, tienen menos estudios o son menos conocidas) para sus propios fines. Los usa y los descarta como basura cuando ya no le son útiles.

Es, en pocas palabras, una agitadora profesional, una alborotadora que busca dar la nota, un buitre que se acerca cuando huele muerte, tragedia y dolor humano y, hay que reconocerlo, es buena para ello.

Ahora Martha Góngora, apoyada en su victimismo que a nadie da lástima por Salas, hace lo que mchas mujeres perdedoras en una contienda política hacen. Tal como hicieron Paloma Angulo Suárez, Yahayra Centeno Ceballos y Cinthya Valladares Couoh alias "Pluri Valladares" cuando les negaron sus diputaciones locales por repechaje en 2015; Celia Rivas Rodríguez cuando su partido, justamente, no la consideró para el Senado o Kathia Bolio Pinelo cuando casi pierde su diputación de representación proporcional este año: se dice víctima de "violencia política", jugando la carta de género.

Cree que sin importar si cumple o no los requisitos o si su trayectoria la hace digna o no (indiscutiblemente no la hace digna) se le debe permitir participar y dar el cargo simplemente por ser mujer y ser respaldada por grupúsculos feministas.

Adelaida Salas (cuarta desde la izquierda) y Martha Góngora (sexta) durante la instalación de la Comisión de seguimiento de la Alerta de Violencia de Género en Yucatán.

Decepciona ver a gente respetable y honrada como Nancy Walker Olvera, Gina Villagómez Valdez y Ligia Vera Sosa prestarse a estas payasadas los fines de la priista. Tal vez actúan con buena intención pero con base en mala información. Esperemos estén pecando de ingenuas.

Y de Teresita Campos Ancona sólo podemos decir una cosa: Pobrecita, te están usando, y ojalá pronto te des cuenta de ello. Pregúntate una cosa ¿te pagan? ¿crees que Adelaida vive del aire?

Pero quien no peca de ingenua es Adelaida Salas Salazar, quien tiene años usando a la gente, capitalizando el sufrimiento ajeno por protagonismo y todos sabemos, sobra decir, qué beneficios ha obtenido de ello.

De Martha Góngora sólo queda resaltr que su trayectoria en el servicio público es la de la típica funcionaria floja, déspota, grosera, que trata mal al ciudadano, no tiene vocación y sólo se interesa en avanzar políticamente. Pero ahora debemos tenerle lástima, sólo porque es mujer y le dijeron que no ¿verdad?

¿Ya olvidó que en agosto de 2013, cuando era directora del Registro Civil, negó a varios ciudadanos el derecho de petición al no querer aceptarles sus solicitudes de matrimonio igualitario (lo cual por ley estaba obligada a hacer, aunque la respuesta a éstas fuera negativa)?¿Qué autoridad tiene esta señora para hablar de respeto a los derechos humanos cuando al ser funcionaria pública pisoteó la ley y hasta quedó grabado en video, al menos en esa ocasión (seguro hubo muchísimas más)?

¿Qué puede hacer al frente de la Codhey alguien que al encabezar las mesas para combatir la violencia de género en la entidad no logró absolutamente nada, como demuestran los casos recientes de mujeres violentadas? ¿Por qué tiene el apoyo de gente como Adelaida Salas, que dice luchar por las mujeres?

Que nos diga Adelaida Salas Salazar ¿por qué apoya a una ex funcionaria priista de trayectoria tan cuestionable? ¿porque le dieron un asiento en una de esas mesas de trabajo? ¿o porque le dieron algo más?

0 comentarios: