lunes, 29 de octubre de 2018

10:44:00
YAKARTA, Indonesia, 29 de octubre de 2018.- Las autoridades de Indonesia confirmaron hoy que un avión de la compañía local de bajo coste Lion Air se estrelló a los pocos minutos de despegar en el mar de Java con 188 ocupantes a bordo, 181 pasajeros y siete tripulantes, y comunicaron que no esperan que haya supervivientes.

“Mi predicción es que nadie ha sobrevivido”, declaró a los medios locales el general de brigada Bambang Suryo Aji, de la agencia de búsqueda y rescate Basarna, en Yakarta. El operativo lanzado para localizar a los ocupantes del Boeing 737 siniestrado no han localizado ningún superviviente hasta el momento, indicó a Efe el jefe de las operaciones de Emergencia de Indonesia, Agus Hariono.

Familiares de los pasajeros.

Las aguas donde se precipitó el avión son una marea de escombros con centenares de piezas del fuselaje y enseres de los viajeros, como muestran imágenes captadas por un fotógrafo de EFE/EPA.

La aeronave, un Boeing 737 con identificativo JT 610 y unas 800 horas de vuelo, desapareció de los radares 13 minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta a las 6.20 hora local (23.20 GMT del domingo) con destino a Pangkal Pinang. Antes de estrellarse, el piloto había solicitado el regreso al aeródromo de la capital indonesia, indicaron las autoridades.

El director ejecutivo de la aerolínea, Edward Sirait, detalló en una rueda de prensa que el avión sufrió “problemas técnicos” durante un vuelo el domingo, aunque fueron “resueltos” antes de despegar este lunes.

Los servicios de rescate ya han localizado y sacado del mar los primeros cadáveres. Los cuerpos se han hallado a unos 8 kilómetros al este de la península de Tanjung Karawang, lugar donde el avión accidentado desapareció de los radares. El jefe de las operaciones de Emergencia de Indonesia, Agus Hariono, ha indicado que por el momento no se han encontrado supervivientes.

Las aguas donde se precipitó el avión son una marea de escombros con centenares de piezas del fuselaje y enseres de los viajeros, como muestran imágenes captadas por un fotógrafo de EFE/EPA.

En los momentos de la desaparición, el aparato sobrevolaba el mar de Java, apuntó el director de la agencia nacional de emergencia, Muhammad Syaugi, durante una rueda de prensa en Yakarta. En la aeronave viajaban 181 pasajeros -entre ellos un niño y dos bebés- y siete tripulantes -dos pilotos y cinco auxiliares de vuelo-, según las cifras oficiales. Aunque otras autoridades aumentan a seis los asistentes de vuelo y 189 las víctimas.

El portavoz de los equipos de emergencia, Sutopo Purwo Nugroho, mostró en su cuenta de Twitter los primeros escombros encontrados: partes del fuselaje, asientos del interior o efectos personales de las víctimas, entre otros objetos.

Según el experto en aviación Gerry Soejatman, los restos descubiertos señalan que “la aeronave habría impactado en el agua a gran velocidad”. El avión tenía previsto aterrizar una hora después de su partida en la citada ciudad de la isla de Bangka. Según varios medios locales, el aparato cayó desde 2.500 metros de altura en la bahía Karawang, donde la profundidad de las aguas está entre 30 y 35 metros.

Unos 160 efectivos de salvamento en varios barcos y helicópteros se encuentran en la zona del siniestro en busca de supervivientes y las cajas negras del aparato, que servirán a posterior para esclarecer lo sucedido.

Un avión similar de Lion Air, la mayor aerolínea de bajo costo en Indonesia, ya sufrió un incidente en 2013 al estrellarse durante la aproximación final al aeropuerto internacional Ngurah Rai, en la isla de Bali. Todas las personas -101 pasajeros y 7 tripulantes- sobrevivieron al accidente.

En diciembre de 2014, un avión de la filial indonesia de la compañía AirAsia se estrelló con 162 personas a bordo mientras efectuaba el trayecto Surabaya-Singapur. (La Vanguardia)

0 comentarios: