lunes, 29 de octubre de 2018

16:33:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de octubre.- Nos comentan que la iniciativa para el matrimonio igualitario en el Congreso del Estado ya ha sido turnada para su discusión en la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación. 


Los legisladores tienen miedo a manifestar, incluso en reuniones privadas con otros diputados, su postura, aunque se sabe que hay tanto gente a favor como en contra de ésta.

Se anticipa la posibilidad de que, de llegar al pleno, la votación sea cerrada o incluso se modifique o retire la iniciativa quitando el término matrimonio y reemplazándolo por sociedades de convivencia.

Esto último generaría controversia e inconformidad por parte de varios grupos de derechos humanos, varios de los cuales han luchado por años para que se apruebe el matrimonio igualitario en Yucatán, pues de aprobarse una iniciativa que no emplee el término matrimonio para las uniones del mismo sexo no se alcanzaría una verdadera igualdad en este punto y se perpeturaría la discriminación.

En días pasados, Nancy Walker Olvera visitó el Congreso del Estado para hablar con los legisladores locales respecto al tema, pues la iniciativa, enviada el mes de agosto por el ex gobernador Rolando Zapata Bello, ya tiene más de dos meses "en la congeladora", como se dice coloquialmente.

Apenas el sábado, el Frente Nacional por la Familia realizó una rueda de prensa en la cual, entre otros puntos, reiteró su postura contra el matrimonio igualitario, recordando que en 2009 se reformó el Código Civil del Estado de Yucatán para cerrar la puerta a este tipo de uniones.

Sin embargo un fallo de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación ha permitido que decenas de parejas del mismo sexo en la entidad contraigan matrimonio por lo civil tras ampararse, celebrándose la primera boda de esta naturaleza en 2013.

Reconocer el matrimonio igualitario en Yucatán permitiría celebrar uniones del mismo sexo sin necesidad de que los contrayentes tengan que ampararse para ello. (José Repetto)

0 comentarios: