viernes, 26 de octubre de 2018

07:42:00
PARÍS, Francia, 26 de octubre de 2018.- ¿Quién está matando a los conejos domésticos en Bretaña? En los últimos meses, alrededor de un centenar de estos animales han sido asesinados, a sangre fría, en Côtes d’Armor, en el norte de esta región francesa. A falta de pistas, la Gendarmería local, que ha abierto una investigación judicial, ha hecho esta semana un llamamiento en las redes sociales para buscar potenciales testigos que puedan ayudar a atrapar al responsable de estos “actos de crueldad” contra los animales.


De acuerdo con la versión oficial, el número de ataques desde finales de agosto es de 15 en una decena de propiedades privadas. El modus operandi es siempre el mismo, lo que hace que los investigadores consideren que se trata del mismo asesino: el desconocido ingresa en la propiedad privada, a veces en pleno día, y se aproxima, sin ser visto, hasta donde se encuentran las conejeras. “Las jaulas son abiertas, los animales son asesinados a sangre fría y posteriormente son dejados en el lugar de los hechos”, explica la Gendarmería, que ha facilitado un número de teléfono para quien tenga alguna pista.

El último ataque se produjo este mismo martes. El agresor entró en el terreno de Eugène y Marie-Françoise L’Hévéder, de 80 y 77 años, y mató a sus últimos conejos. No era la primera vez que “asesino en serie de conejos”, como lo llama la prensa, la emprendía contra esta pareja de jubilados que criaba conejos como pasatiempo. “Llegamos a tener 20. Hoy no nos queda ni uno”, dijo la pareja al diario Le Parisien. Según explicaron, el ataque se produjo entre las nueve de la mañana y las once, en momentos en que se ausentaron porque tenían una cita en el pueblo. “Nos los encontramos muertos, delante de sus jaulas. ¿Quiere decir eso que (el asesino) nos vigilaba?”.

La matanza de los conejos, en su mayoría muertos a golpes o patadas, está creando “una cierta psicosis” en la zona, dijo Jean-Yves Fenvarc’h, alcalde de Minihy-Tréguier, una de las localidades más afectadas, a la Agencia France Presse. “Todos estamos preocupados. No tenemos ni idea de quién podría estar haciendo algo así”, lamentó.

Jean-Louis Even, alcalde de otra localidad afectada, la vecina La Roche-Derrien, dijo al diario Ouest-France que, cuando la Gendarmería lo contactó, el martes, pensó al principio que se trataba de una broma. “Pero ha habido al menos un caso en mi comuna”, reconoció. “No entiendo cómo se puede matar conejos. ¿Será uno de esos desafíos lanzados por las redes sociales?”, se preguntó.

Aunque la investigación se centra en los casos recogidos desde finales de agosto, el alcalde de Minihy-Tréguier cree que el asesino en serie de los conejos podría llevar actuando desde hace más tiempo. “Desde marzo, hemos constatado que, en diversas casas, se han producido algunas muertes, ahora se ha ampliado” el caso, señaló Fenvarc’h.

“Es inquietante”, admitió en declaraciones a Le Parisien el capitán de gendarmería Thierry Souillard. “Hay una verdadera barbarie en la manera de actuar” contra estos animales “indefensos”, señaló. Según explicó, se ha organizado un dispositivo especial para dar con el autor o autores. Lo único de lo que están seguros los investigadores, dijo, es que “parece que se trata de alguien que conoce muy bien el terreno”. (Silvia Ayuso / El País)

0 comentarios: