viernes, 26 de octubre de 2018

07:52:00
MADRID, 26 de octubre de 2018.- Sinéad O'Connor ya no es Sinéad O'Connor. La cantante irlandesa ha anunciado a través de sus redes sociales que su nombre ha dejado de ser ese: a partir de ahora se llamará Shuhada Davitt. El motivo: se ha convertido al Islam.

La estrella del pop, que triunfó en los años ochenta y noventa gracias a temas como Nothing compares 2 u, ha creado un perfil nuevo en Twitter (que arrancó el pasado junio) con su nuevo nombre donde ha explicado paso a paso este cambio. En las imágenes que cuelga se la ve con la cabeza cubierta y realizando cánticos en árabe, aunque, como ella misma dice "pronunciando algunas palabras un poco mal".

Sinéad O’Connor durante una oración que compartió en sus redes sociales. (TWITTER)

Sinéad O’Connor sufre un trastorno bipolar diagnosticado en 2003. No es la única famosa con esta afección mental, pero a diferencia de otras como la actriz Catherine Zeta-Jones, la cantante irlandesa de 50 años ha expuesto su enfermedad al público durante 14 años. Ya sea a través de entrevistas o de mensajes en las redes sociales, nadie la ha asesorado o protegido y los medios y la audiencia han permanecido impasibles mientras ella ofrecía declaraciones absurdas, acusaciones que podían meterla en problemas legales e incluso anuncios de intentos de suicidio.

O'Connor ha acostumbrado a su público al exceso y la sorpresa. En agosto de 2017, publicó una serie de mensajes suicidas y puso en alerta a sus fans. Hace tres años Sinéad O’Connor dio el susto. La policía de Dublín acudió a su domicilio después de ser alertada por unos mensajes que la cantante había publicado en Facebook. El último decía que había tomado una sobredosis, porque “es la única forma de que se me respete”. La policía la encontró bien y la dejaron en manos de los médicos. No se supo si lo de la sobredosis fue cierto o se lo inventó para llamar la atención en un acto fruto de su bipolaridad. Dos meses antes le habían quitado el útero, y durante su ingreso escribió mensajes avisando de que un presunto acosador la iba a violar. Al mismo tiempo, la cantante anunciaba que en el hospital la tenían vigilada por si se quitaba la vida. En 2016 hubo otro anuncio de suicidio en redes sociales acompañado de la desaparición de la cantante. Fue el tercero, ya que se supo que en 2011 tuvo lugar un primer aviso a través de Twitter con la pertinente intervención de las autoridades.; de hecho, en 2015 sufrió una sobredosis de pastillas y fue encontrada en un hotel de Dublín donde intentaba quitarse la vida. En septiembre de 2017 hacía unas declaraciones en las que asegurada que lo que más le gustaba de su madre era que estuviera muerta.

Sinéad O'Connor ha pasado por cuatro matrimonios. El primero de ellos, con el productor musical John Reynolds, fue el menos tumultuoso. Su segundo matrimonio fue con el periodista Nicolás Sommerlad en 2002. Su tercer marido fue el músico Stephen Cooney y el último Barry Herridge, un terapeuta especializado en desintoxicaciones de drogas —solo duró 16 días—. Tiene cuatro hijos y solo el mayor, Jake Reynolds, es de uno de sus maridos. El resto han nacido fruto de otras relaciones. Tras el intento de suicido de 2016 culpó a su hijo mayor de su destrucción. (El País)

0 comentarios: