sábado, 11 de agosto de 2018

12:28:00
ESTAMBUL, Turquía, 11 de agosto de 2018.- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió este sábado a EE UU de que "si no se revierte el unilateralismo y falta de respeto" hacia su país, buscarán nuevos aliados. Washington exige a Ankara que ponga en libertad a un religioso estadounidense acusado de terrorismo, un caso que ha agravado una crisis diplomática entre dos viejos aliados y miembros de la OTAN. El mandatario turco ha reaccionado así a los severos aranceles que impuso al acero y el aluminio turco el presidente de EE UU, Donald Trump, este viernes, en pleno desplome de la moneda turca.

Erdogan volvió a pedir este sábado a los ciudadanos que cambien sus divisas a liras, para frenar una depreciación que, solo el viernes, fue del 18 %.

"Solo nos inclinamos ante Dios. Está mal intentar castigar a Turquía por un religioso que está aquí. Me dirijo a Estados Unidos una vez más. Es una lástima. Están intercambiando a un socio estratégico en la OTAN por un pastor. Solo haremos lo que la Justicia requiera", ha dicho Erdogan en un discurso en la ciudad de Rize, en el noreste de Turquía.

Erdogan también ha lanzado una clara advertencia a Trump en un artículo publicado este sábado en el diario The New York Times: “Si no revierte esta tendencia de unilateralismo y falta de respeto [por parte de EE UU hacia Turquía] vamos a tener que empezar a buscar nuevos amigos y aliados”. El presidente turco sostiene también en el artículo que las sanciones y aranceles serán contraproducentes para quien las impone: “Las acciones unilaterales de Estados Unidos, nuestro aliado durante décadas, solo servirán para minar los intereses y la seguridad estadounidenses”. Erdogan reclama a Trump que trate a su país de igual a igual. “Antes de que sea demasiado tarde, debe renunciar a la idea de que nuestra relación puede ser asimétrica”, escribe el mandatario.

La Fiscalía turca pide hasta 20 años de cárcel para el pastor protestante estadounidense Andrew Brunson, detenido hace dos años y acusado de vínculos tanto con la guerrilla kurda del PKK como con el clérigo islamista Fethullah Gülen, exiliado en EE UU y al que Ankara acusa del fallido golpe de Estado de 2016. Ankara se ha negado a liberar al religioso, aunque a finales de julio le concedió el arresto domiciliario. Una delegación del Ministerio de Exteriores turco viajó esta semana a EE UU para intentar, sin éxito, rebajar la tensión.

"Nunca vais a conseguir lo que queréis con un lenguaje amenazante. Estáis cambiando a un aliado de la OTAN como a un peón", ha añadido el mandatario turco, reelegido en junio.

Respecto a la situación de la moneda turca, Erdogan volvió a pedir este sábado a los ciudadanos que cambien sus divisas a liras, para frenar una depreciación que, solo el viernes, fue del 18 %. "Si tienen dólares debajo de la almohada, sacadlos. Si tienen euros, también. Denlos inmediatamente a los bancos para convertirlos en liras. Al cambiarlos, luchamos en esta guerra por nuestra independencia y nuestro futuro. Es el único lenguaje que entienden", señaló Erdogan.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el viernes un aumento de los aranceles al acero y aluminio de Turquía hasta el 50 % y el 20 %, respectivamente, en un momento en el que la lira turca está en mínimos históricos. Además, Estados Unidos impuso hace una semana sanciones económicas contra dos ministros turcos por orden directa de Trump, según la Casa Blanca.

Por otro lado, el presidente del Parlamento turco, Binali Yildirim, declaró este sábado en su cuenta de Twitter que las sanciones de Estados Unidos se están convirtiendo en una "guerra económica mundial". El portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, también ha afirmado que Washington podría perder a Ankara como aliado si continúa con esta actitud. (El País)

0 comentarios: