viernes, 9 de febrero de 2018

15:30:00
Pedro Echeverría V.

b) Manifestaciones del Diario de Yucatán

Mi viejo director y amigo de tantos años, el licenciado Abel Menéndez Romero, dijo: "Loret será buen gobernador. Lástima que haya entrado por la puerta chica... sabrá salir por la grande".... "abrieron lealmente y sin interés crematístico sus columnas a mis informaciones, y me ayudaron cada vez más, a medida que les fue convenciendo mi trabajo. Son honorables; y las personas honorables tienen derecho aun a equivocarse, porque si lo hacen es de buena fe. (Ver libro de Loret)

"La "columna" -editorial del Diario de Yucatán del 14 de marzo de 1986- cree que el señor Loret no mandó matar a Efraín Calderón y piensa, por tanto, que la muerte del asesor sindical no debe ser un factor determinante a la hora de hacer el avalúo de la gubernatura. La falta de popularidad del ejecutivo, originada por el fraude electoral y acrecida por su arbitraria destitución del ayuntamiento de Mérida, y la injerencia de pescadores de ríos revueltos dieron a aquel repudiable crimen una dimensión desorbitada.

Al finalizar el gobierno de Loret de Mola el Diario de Yucatán apuntó el 31 de enero de 1976 los siguientes juicios:

- Asumió la gubernatura contra la voluntad manifiesta del pueblo

- Sus errores son atribuibles al viciado sistema político

- Cayó en el halago corruptor a líderes estudiantiles

- Curso extraviado que imprimió a su polémica con el ayuntamiento.

Su laboriosidad, cultura e intachable vida familiar, su interés regional, puso en orden las finanzas públicas estatales que eran un desastre, cuidadosa obra pública, por su habilidad política atrajo cuantiosas inversiones federales, defendió la integridad territorial, tuvo respeto irrestricto a la libertad de prensa, extraordinaria información al pueblo. En resumen, un gobernante como hace muchas décadas no se veía en Yucatán.

Al fallecer el ex gobernador Loret de Mola en un accidente automovilístico el Diario de Yucatán, el 12 de febrero de 1986, apuntó: "Nada ha sabido después que obligue al Diario a una rectificación de las opiniones expresadas en ese editorial de enero de 1976. Por el contrario, se ha afirmado la impresión que entonces preferimos retener: los tres mejores gobernantes de Yucatán en este siglo han sido Olegario Molina Solís, Alvaro Torre Díaz y Carlos Loret de Mola.

c) El diario Novedades de Yucatán

Apunta Loret de Mola en su libro: "De "Novedades de Yucatán" recibí siempre hidalga cooperación, lo mismo que de la TV, uno y otro dirigidos por mi amigo Andrés García Lavín".

La posición de este periódico sobre el secuestro de Efraín Calderón Lara y la movilización estudiantil de esos días, la dio a conocer a los tres días de los acontecimientos en un editorial que tituló: "Camino equivocado". Dice: "Nuevamente estamos pasando por un capítulo de zozobras, de tensión, de preocupación y graves perjuicios a la comunidad por determinaciones un tanto precipitadas que sin darse cuenta, se van deslizando por incalificables caminos.

"El estudiantado decidió por medio de sus dirigentes, expresar su simpatía y adherirse a la preocupación de un núcleo sindical; se manifestó por urgir a las autoridades a la localización de Calderón Lara (alias) Charras que en forma por demás misteriosa y complicada desapareció ante los ojos de dos de sus amigos hace tres días y culpó a una gran organización obrera de los hechos. Aunque el desaparecido es componente de un gremio estudiantil, los antecedentes que se enlazan están totalmente al margen del estudiantado, ya que de acuerdo con señalamientos y pancartas, la desaparición de Calderón se originaba por sus actividades de asesor sindical en medio de intereses, y eso por ser estudiante ni dentro de las aulas.

"Desde luego que sumarse a su búsqueda, organizarse para investigar, es una forma realista y convincente de ayudar a un componente del gremio estudiantil o a cualquiera, pero lanzarse contra la ciudadanía entorpeciendo el tránsito, llenando de humo axfisiante a decenas de domicilios por espacio de más de 24 horas, ni desalojando los hoteles donde se establecieron impunemente barricadas como si en esa forma se fuera a esclarecer la desaparición de Calderón...

"Jamás hablaremos en términos generales mencionando al estudiantado en situación como la que vivimos. Simplemente porque no se trata del estudiantado, sino de grupos de ese gremio que además permitan la infiltración de conocidos extremistas que sirven intereses muy ajenos a nuestra forma de vida".

8. A manera de conclusión

1. El gobierno de Carlos Loret de Mola, como todos los demás, debe enjuiciarse de acuerdo a los intereses ideológicos y económicos que representó. Dicen que cada quien opina de acuerdo a "cómo le va en la feria" y, si así fuera seguramente sólo una minoría -la que fue beneficiada- podría decir que fue buen gobierno; a la inmensa mayoría de la población le fue mal.

2. Loret de Mola no fue ni el peor ni el mejor gobernante. Generalmente los gobernadores de los estados de la república tienen un escaso margen para actuar de acuerdo a lo que piensan o a lo que quieren hacer. Dado que el presupuesto es nacional y su reparto se determina en el centro, a los estados les queda poco espacio para determinar.

3. Es mínima la diferencia que puede distinguir a un gobierno de otro. Algunos son muy activos, otros son respetuosos, unos se mueven bien entre algunos sectores, unos confrontan y otros son más dóciles. Son diferencias importantes pero no esenciales en un estado pobre como Yucatán donde el gobierno federal determina las partidas en inversiones y gasto social.

4. El Diario de Yucatán mantuvo en los primeros años del gobierno de Loret de Mola una actitud contemplativa. A partir de 1972, con la irrupción nacional del movimiento obrero, y de 1973 con el surgimiento de algunos sindicatos independientes en Yucatán y la movilización registrada a raíz del asesinato del Charras, buscó respaldar abiertamente al gobernador.

5. El diario Novedades de Yucatán, aunque suele aparentar poco interés por las cosas políticas, la realidad es que siempre apoyó la política loretista, tal como puede verse en su posición a raíz del secuestro del asesor obrero Efraín Calderón. El Diario del Sureste ha sido siempre el órgano oficial del gobierno y ha defendido a éste sin importarle la ideología del gobernante.

Bibliografía y hemerografía

José Agustín. Tragicomedia Mexicana 2. Planeta. México 1992

Loret de Mola Carlos. Confesiones de un gobernador. Grijalbo. México 1978

Diario de Yucatán (fundado en 1925)

Diario del Sureste (creado en 1931)

Diario Novedades de Yucatán (surgió en 1965)

Revista Punto Crítico (1975, segunda época)

Otros trabajos del autor

Los cordeleros 1933-1983. Ed. SCY-UDY. Yucatán 1984 (segunda edición)

La política en Yucatán en el siglo XX. Maldonado Editores. Yucatán 1985

Educación Pública: México y Yucatán. UADY. Yucatán 1993

La Universidad de Yucatán. Ed. Autogestión. Yucatán 1994

Reseña histórica de las haciendas henequeneras. UADY-ESCALA Colombia 1996

Los ferrocarrileros: un siglo de historia. FAUADY (por editarse)

Varios folletos.

(Fin)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: