viernes, 9 de febrero de 2018

17:23:00
MÉRIDA, Yucatán, 9 de febrero de 2018.- Los trabajos de modernización del distribuidor vial de la salida de esta ciudad hacia el puerto de Progreso tendrán una duración aproximada de 10 meses, no obstante, los esfuerzos han comenzado previo a este lapso a fin de disminuir el tiempo y poder liberar la circulación paulatinamente, según su avance dijo el jefe de Servicios Técnicos del Centro Yucatán de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Francisco Rubio Serna..
Detalló que tras un estudio del suelo, se determinó que del total de la infraestructura carretera se conservarán las columnas y trabes, ya que cuentan con la capacidad de seguir operando, lo que representa un 30 por ciento de la construcción actual. El resto será demolido y se agregarán dos soportes más para incrementar la superficie.

En este marco, se explicó que se aumentará la capacidad de dos a cuatro carriles de circulación en cada cuerpo, por lo que pasará de 9.50 metros de ancho a 17.5 metros, superficie en la que se alojarán tres carriles de circulación de 3.5 metros cada uno, así como otro de incorporación y desincorporación de las curvas de 3.5 metros, y acotamientos de 2.5 y un metro.



Este proyecto también contempla la ampliación de las tres gasas (libramientos) a desnivel, que permitirán conectar los carriles de incorporación y desincorporación al Anillo Periférico, así como la corrección de las pendientes de las rampas de ascenso y descenso para hacer más cómodo y seguro el tránsito de los usuarios, pues existe una elevación que genera un riesgo para las personas que circulan a mayor velocidad de la permitida.

0 comentarios: