jueves, 30 de noviembre de 2017

19:02:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de noviembre.- Plantar doscientos ochenta mil árboles o sacar de circulación a un alto porcentaje del parque vehicular, a eso equivale la decisión que se tomó en Cabildo, al aprobar el convenio con el que se abastecerá de electricidad la mayoría del alumbrado público en Mérida. Y no sólo no les costará a los ciudadanos, sino que esta decisión representa un ahorro de más de doce millones de pesos en diez meses. 


A partir de hoy, el 67% del alumbrado público de la ciudad utilizará energía  limpia, proveniente de una planta geotérmica. La electricidad la proveerá Grupo Dragón, la empresa con más puntos de consumo después de la Comisión Federal de Electricidad. Esta compañía ofrecerá una tarifa fija de 2.38 pesos por kilowatt hora, mientras que la de la paraestatal es de 3.26 pesos, con incrementos mensuales.

El ahorro aproximado es de 30%, que se reflejará, en diez meses, en 12 millones doscientos mil pesos. 

«Nuestra ciudad estará iluminada y no contaminará», hace énfasis el alcalde Mauricio Vila Dosal. «Mitigamos de esta forma los efectos del cambio climático». Y, por añadidura, la ciudad se ahorra un 30% de lo que se paga por este concepto. 

Al usar esta energía verde, se dejarán de emitir siete mil toneladas en dióxido de carbono. Un auto que gasta 600 litros de gasolina al año, es decir un tanque de 50 litros al mes, emite a la atmósfera una tonelada de dióxido de carbono anual; el equivalente a lo que absorben dos árboles medianos en 50 años de vida. Esta nueva manera de alumbrar la ciudad es como si se hubieran sacado de circulación siete mil automóviles, o plantado  doscientos ochenta mil árboles. Esta medida ecológica es igual a  apagar 31,500 computadoras por un año.

La energía que se utilizará es la geotérmica, que es la que se recomienda para uso público, ya que se genera de manera constante, sin intervalos de funcionamiento, como sucede, por ejemplo, con la eólica. Esta energía proviene del vapor que generan, por ejemplo, los volcanes o las calderas. La planta de Grupo Dragón se encuentra en Nayarit, una de las zonas mexicanas con mayor actividad volcánica. 

Este nuevo proveedor del Ayuntamiento es una empresa mexicana, con más de ocho años de experiencia. Mérida se une a un selecto —y aún reducido— grupo de municipios que ha optado por el respeto al medio ambiente. Otras ciudades a las que le presta servicio Grupo Dragón son Toluca, Naucalpan, Guadalajara, Metepec y Chalco. Hay una cláusula de rescisión por medio de la cual el Ayuntamiento puede poner fin en cualquier momento este convenio, sin penalización alguna. Por el contrario, si la empresa decide continuar de brindar electricidad, tendrá que pagar el monto calculado del ahorro. (Boletín)

0 comentarios: