lunes, 13 de noviembre de 2017

14:40:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de noviembre.- El PRI en Yucatán ya decidió la manera, y lo hizo de la forma en que lo ha hecho desde que aprendió de sus experiencias, dando privilegio a la unidad.


En el partido ya se acordó el método de convención de delegados para elegir candidaturas a Gobernador del Estado y Comisión de postulación de candidatos para las alcaldías y diputaciones locales. Ahora falta ver el quién, con la consigna de que el que fuera será en torno a quien todos trabajarán en unidad.

Esta unidad permitió, primero, recuperar el Gobierno del Estado, algo que por historia ha sido suyo, y después convertirlo en una trinchera desde donde se ha gestado una administración que en medio de una crisis política nacional, de confrontaciones y arrebatos, ha sido ejemplo para la nación.

Este sábado pasado a las 10 de la mañana los invitados ya estaban listos. Llena a tope conocida sala de eventos con sonrisas, platicas profundas y casuales, abrazos, apretones de mano.... y aspirantes.

A éstos se les vio serenos y el ambiente festivo era indicidio del buen rumbo que lleva el proceso del partido de cara al 2018.

Momentos después de las 10 horas, el grito de apoyo indicaba que al salón entraban juntos Rolando Zapata Bello y Carlos Sobrino Argáez, hombro con hombro, dando el ejemplo de que los buenos resultados sólo se logran en unidad.

Los referidos recibieron numerosas manifestaciones de respaldo a su trabajo y la fortaleza del PRI de Yucatán se ha visto siempre proporcionalmente a la capacidad de sus dirigentes para la toma de acuerdos.

Inició ka asamblea, cuya importancia radicaba en mostrarle al priismo de todo el país que en Yucatán, a diferencia de otras latitudes de México, donde los interés personales han generado disputas, se quiere ganar y se entiende que la formula es buenos candidatos y unidad.

En el pódium, Carlos Sobrino reconoció la labor de su líder moral, habló de sus logros y resaltó la necesidad de continuar con su trabajo.

Añadió que el Revolucionario Institucional está más fuerte que nunca y que en el 2018 mostrarán el músculo en su máxima potencia, porque han sabido privilegiar el diálogo y esa misma unidad.

Aseguró que en el proceso interno no habrá vencedores ni vencidos, porque dentro del PRI no hay batallas personales, hay acuerdos, diálogo y sobre todo, excelentes decisiones.

Ésa fue parte del mensaje principal de Sobrino, quien desde el pódium podía constatar la aprobación de cada uno de los presentes.

De esta manera, el PRI de Yucatán, a todas luces, está en ruta de la construcción de un camino solido, fuerte y unido con miras al 2018. 

0 comentarios: