sábado, 30 de septiembre de 2017

19:16:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de septiembre.- En el marco de una reunión de trabajo con directivos del Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín presentó las perspectivas del presupuesto 2018 para la entidad y recibió una serie de propuestas de parte de los presidentes de cámaras que integran ese organismo.


En un encuentro de casi tres horas, el sector privado escuchó la exposición del legislador yucateco y solicitó su intervención para atender temas como el de la facturación electrónica, las tarifas eléctricas, las grandes obras en curso como el Centro Internacional de Congresos, el Palacio de la Música y la modernización de la carretera a Chetumal, recursos para el turismo y el trato fiscal preferente para las empresas que se instalen en la Zona Económica Especial de Progreso.

El presidente del Consejo Coordinador, Carlos Campos Achach, fue el encargado de entregar la propuesta al presidente de la Cámara de Diputados para que se exente el cobro del Impuesto sobre Renta (ISR) en la Zona Económica Especial, cuya vocación es el de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) y cuyo decreto se firmaría en octubre para formalizar el inicio de la instalación de empresas.

En total asistieron presidentes de 15 cámaras y organismos del CCE: Canaco-Servytur, Canacintra, CMIC, Canirac, Aaprotuy, Canadevi, CIRT, Cetur, IMEF, Index Yucatán, Canieti, Ammeyuc, Aayac, AMHY y Canainve. Por motivos de viaje no asistió el presidente de la Coparmex-Mérida.

En las intervenciones de los empresarios se plantearon otros temas como el del transporte urbano, los problemas de la zona metropolitana, el caso de Progreso y la imagen que proyecta a los turistas y la necesidad de impulsar un proyecto de rescate del Centro Histórico que integre al Paseo de Montejo, como un valor patrimonial que impulse la actividad económica de manera ordenada.

En su exposición, Ramírez Marín informó que, de acuerdo con las proyecciones planteadas en el presupuesto 2018, antes de que ocurrieran los sismos, se estimaba una inversión federal en Yucatán de 65,729 millones de pesos, sumando las participaciones, los diversos fondos federales, el ejercicio directo de las delegaciones federales, el pago de subsidios, la continuación de las obras multianuales y los recursos que ejercerán entidades como la CFE y los créditos de Nacional Financiera.

"La cuarta parte de los recursos proyectados para Yucatán en 2018 se destinarán al desarrollo económico, es decir con una inyección de capital de 15,612 millones de pesos se espera acelerar la economía yucateca", afirmó el diputado.

Luego de referirse a otros detalles, el legislador afirmó que la continuación de las grandes obras están garantizadas, como el Centro de Convenciones, el proyecto del parador de Chichén Itzá, la carretera a Chetumal y el proyecto ferroviario, a las que se sumarán otras obras con una inversión adicional de 1,300 millones de pesos.

Ahora, dijo, lo importante será defender el presupuesto asignado a Yucatán para el próximo año porque existe la posibilidad de los recortes, debido a que se requieren 38 mil millones de pesos para atender a los damnificados por los sismos y las tareas de reconstrucción en los estados afectados.

El legislador invitó a los empresarios a otra reunión en octubre para afinar los detalles con base en las propuestas que plantean y consideren prioritarias para el desarrollo del Estado. Incluso, indicó, hay la intención de invitar al presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados para venir a Yucatán y escuchar de primera mano los planteamientos.

En su intervención, Ramírez Marín presentó al CCE su propuesta de YUCATAN PROYECTA, una plataforma para que todos los yucatecos interesados en presentar propuestas para el desarrollo del Estado hagan llegar sus inquietudes y las canalice a las instancias correspondientes. Comentó que en breve darán a conocer los detalles del proyecto.

El diputado también presentó el programa CRECE, que tiene como objetivo disminuir la rotación del personal de las empresas yucatecas y con ello fortalecer la permanencia y calidad en el empleo. Los trabajadores que permanezcan en los centros de trabajo recibirán una serie de estímulos.

Los presidentes de los organismos empresariales y el diputado Ramírez Marín acordaron, como resultado de la reunión, trabajar en equipo para buscar las soluciones de los diferentes temas de la agenda del sector empresarial y planear las diferentes acciones a seguir para concretarlas. (Boletín)

0 comentarios: