sábado, 10 de junio de 2017

19:33:00
CIUDAD DE MÉXICO, 10 de junio de 2017.- Valeria Teresa Gutiérrez, de 11 años, fue reportada como desaparecida el 8 de junio, y ayer su cuerpo fue hallado sin vida en una combi en Nezahualcóyotl, Estado de México.

Valeria Teresa vivía en la colonia Benito Juárez y cursaba el sexto año de primaria. Ayer salió de su casa y presuntamente subida por la fuerza a un vehículo de transporte público.

Semidesnuda y en el asiento del copiloto de una camioneta abandonada, Valeria fue localizada sin signos vitales.

Decenas de personas, entre las que destacan familia y amigos de la niña Valeria Teresa, salieron este sábado a marchar por las calles de Nezahualcóyotl, Estado de México, en un reclamo de justicia a las autoridades de la entidad e incluso al Presidente Enrique Peña Nieto.

Vecinos notaron una combi sospechosa y avisaron a las autoridades, quienes hicieron el hallazgo del cadáver y notificaron a los padres.

La camioneta, con placas 212NZ004, era conducida en la ruta 40 de dicho municipio por un sujeto que ya fue aprehendido, y cuya identidad no ha sido revelada.

Autoridades indagan ataque sexual por la forma en que se encontró a la víctima, con el uniforme rasgado.

En un video que circula en redes sociales, la madre de Valeria afirmó que las autoridades ignoraron su denuncia porque “estaban muy ocupados en su elección”.

“No nos hicieron caso […] Era una niña de 11 años. Teníamos que buscarla. Exijo con todo mi corazón justicia”, expresó la mujer.

La muerte de Valeria se suma a la ola de feminicidios que azota al Estado de México, entidad gobernada durante 88 años por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Al grito de “Ni una más”, ciudadanos de Nezahualcóyotl marcharon este día para exigir justicia por el asesinato de Valeria y para detener los feminicidios en la entidad; trascendió que el presunto culpable del crimen responde al nombre de José Octavio Sánchez Razo, quien hasta el momento se encuentra prófugo de la justicia. (Sin Embargo)