miércoles, 31 de mayo de 2017

19:56:00
MÉRIDA, Yucatán, 31 de mayo.- El colmo: la directora del Instituto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en Yucatán (IPIEMH), Alaine López Briceño, ni siquiera sabe cuál es la pena máxima para el feminicidio en la entidad.


A pesar de que su cargo la obligaría, en teoría, a conocer un dato tan básico, un artículo basado en una entrevista a la funcionaria y publicado este lunes señala que:

"Instituciones de defensa de la mujer promueven una homologación de castigo penal para los autores de feminicidios que, cuando se logre, la sentencia máxima por este delito aumentaría de 40 a 60 años en Yucatán".

Sin embargo, según consta en el Código Penal del Estado de Yucatán, la pena máxima actual por este delito es de 50 años en ciertas circunstancias, lo cual se puede constatar consultando el Capítulo X, Artículo 394 Quinquies, que señala:

...

"Si entre el sujeto activo y la víctima existió una relación de parentesco por consanguinidad en línea recta, sin limitación de grado, o colateral hasta el cuarto grado o por afinidad hasta el cuarto grado; laboral, docente o sentimental, se impondrá una pena de prisión de treinta a cincuenta años de prisión y de quinientos a mil días multa". (José Repetto)