miércoles, 15 de febrero de 2017

22:18:00
WASHINGTON D. C., 15 de febrero de 2017.- Frente a las acusaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por desprestigiar la labor de los servicios de Inteligencia (que lo señalan indirectamente a él como culpable de varios delitos), un ex Agente de Inteligencia no resistió la oportunidad para explicar varias “verdades” que necesitaban ser leídas por todos.

Una vez liberada la acusación que indicaba que Michael Flynn estaba implicado en asuntos conspirativos con Rusia, se corrió la voz de lo que todos sabemos, y que Michael Moore supo explicar perfectamente: alguien tuvo que haberle dado la orden a Flynn para realizar la llamada. Su renuncia que se debió supuestamente a que “le ocultó a la administración de Trump el contenido completo de la llamada”, en realidad fue una especie de “sacrificio” que salvaría al resto de los integrantes que conforman la presidencia. Sin embargo, Donald Trump no esperó para intentar defenderse en Twitter, como siempre lo hace, y culpó a quién no debía por ello:


“El verdadero escándalo aquí es que la llamada ‘información clasificada’ es ilegalmente entregada por Inteligencia como un caramelo. ¡Muy anti-americano!” (trad.)

El insulto de Donald Trump a Inteligencia no pasó desapercibido por el ex Agente de Inteligencia, John Schindler, quien dio información que podría ponerlo en aprietos.

“La Inteligencia de EE. UU. no es el problema aquí. La colusión del presidente con la Inteligencia rusa sí lo es. Son muchos detalles pero la esencia es simple.” (trad.)

“¿Progreso? El presidente estuvo tildando de nazistas a la Inteligencia de EE. UU. hace apenas unas semanas, ahora simplemente ellos son ‘anti-americanos’.” (trad.)

“Ahora vamos a una guerra nuclear. La guerra con Inteligencia viene a nuevos niveles. Recibí un correo electrónico de un amigo de Inteligencia y comienza con ‘él morirá en la cárcel’.” (trad.)

    “Putin nunca consideró a Trump de otra forma más que a un ‘útil lunático’. Moscú quiere el caos político en Norteamérica. Y lo están logrando.” (trad.)

Estas fueron las declaraciones de John Schindler, ex Agente de Inteligencia, según sus propias palabras: lo que se aproxima es una guerra en contra de Donald Trump, y según las palabras de su amigo “va a morir en la cárcel”.

La renuncia (obligada) de Michael Flynn, quien fue el Asesor de Seguridad Nacional de Trump por apenas 24 días, ha desatado toda una ola de comentarios, análisis y conclusiones que ponen en juicio (aun más) la legitimidad y transparencia de la nueva administración que dirige ahora a Estados Unidos. Por los momentos, la renuncia de Flynn debemos celebrarla porque se la debemos a varias fuentes que hicieron su mayor esfuerzo: por una parte a las mismas personas que defienden sus derechos con cada protesta, a los medios que han llevado al presidente a perder el juicio en reiteradas oportunidades, y a los agentes de Inteligencia quienes realizan todos sus esfuerzos (aun con todo en contra) para preservar el intento por buscar la verdad, más allá de quién esté sentado en la silla más poderosa. (vivanoticias.net)