domingo, 27 de noviembre de 2016

12:31:00
ESTADOS UNIDOS, 27 de noviembre.- A través de un comunicado, el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, describió el recuento solicitado por el Partido Verde (Green Party) como una estafa, pues el resultado de la elección del pasado 8 de noviembre ya fue reconocido.

En Facebook, Trump describió la solicitud del Green Party como ridícula.

Jill Stein, ex candidata a la presidencia de dicho partido, ha solicitado un recuento en los estados de Michigan, Wisconsin y Pennsylvania, donde ganó Trump.

El presidente electo señaló que la gente ha hablado y la elección terminó, y tal como Hillary Clinton dijo debemos aceptar este resultado y mirar hacia el futuro.

Trump recuerda que con la ayuda de millones de votantes ganaron 306 votos del Colegio Electoral, más que cualquier republicano desde 1988, 9 de los 13 estados pendulares, 30 de los 50 estados que conforman la unión y más de 2,600 condados, la máxima cifra alcanzada desde el triunfo de Ronald Reagan en 1984.

En este punto, cabe señalar que Trump no ganó el voto popular, aunque esto no es un requisito para ganar la elección. El republicano sería la quinta persona en asumir la presidencia en esta condición. El primer caso fue el de Samuel J. Tilden, en 1876, y el más reciente a la fecha George W. Bush, en 2000. (N. de la R.: la versión original de esta nota hacía referencia a la elección de 2004, la fecha correcta es 2000).

Este recuento, acusa el presidente electo, es sólo una manera para que Jill Stein, quien tuvo menos del 1% del voto, "llene sus arcas de dinero, la mayoría del cual ni siquiera gastará en este ridículo recuento".

En los 3 estados se ganó con un amplio margen, en especial en Pennsylvania, donde el republicano tuvo una ventaja de más de 70 mil votos.

A pesar de que Hillary Clinton criticó a Donald Trump durante la campaña por expresar dudas respecto al proceso y decir que estaba amañado, el equipo de la demócrata se ha sumado al recuento en Winconsin.

En Twitter, Trump recordó que cuando los demócratas pensaban, incorrectamente, que iban a ganar, pidieron que la tabulación de la noche de la contienda fuera aceptada. (José Repetto)