viernes, 2 de septiembre de 2016

18:19:00
Pedro Echeverría V.

1. El gobierno de Peña Nieto, como toda burguesía, busca destruir a la CNTE, por ello ha querido negociar mediante ofrecimientos ahora con la dirigencia de los maestros de Chiapas, más tarde con otra sección, hasta lograr dividir y vencer, tal como aconsejó Maquiavelo. Por ello la Coordinadora ha parado en seco esa estrategia política y su respuesta es la de siempre: La CNTE es una unidad con presencia en toda la República y nada podrá negociar sin consultar a sus bases, particularmente a las cuatro secciones consolidadas que han demostrado mayor participación y resistencia en el movimiento.

2. Por ello, según ha publicado La Jornada de hoy: El gobierno federal dio un ultimátum a las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para que acepten sus propuestas que consisten:

a) Que se aplace la aplicación de la reforma educativa en Chiapas hasta el 8 de diciembre de 2018,
b) que termine el paro de labores que mantienen en la entidad,
c) que regresen a clases,
d) la reforma se suspendería de facto sólo en Chiapas (En vez de sólo en Chiapas se propondría en todo el país) durante el tiempo que dure la administración del gobernador Velasco Coello (o mejor hasta diciembre de 2018)
e) Se (liberaría a todos los presos y se) desactivarían órdenes de aprehensión”, según las fuentes consultadas;
f) Los normalistas no pueden cancelar el examen de oposición, pero pueden posponerlo al 25 de octubre. Quienes lo aprueben ocuparían una plaza basificable, y quienes no, tendrían beca de 7 mil pesos durante tres meses;
g) elaborar una lista con las escuelas que necesitan mantenimiento;
h) Se asegura que no habrá (ningún cese ni) descuentos y se harán los pagos correspondientes, sólo deberán estar en la plantilla de la Secretaría de Educación en el estado, aunque sigan como dirigentes sindicales. (Las palabras entre paréntesis son mías. Pedro)

3. La realidad es que me surgen muchas preguntas: ¿Es real lo que he leído o es el puro engaño o cotorreo? ¿Se puede confiar en que el gobierno cumpliría sus compromisos? ¿Por qué hasta el 8 de diciembre de 2018 si Peña debe entregar la Presidencia siete días antes? ¿Cuál sería la política del nuevo presidente? ¿Con este compromiso se echa atrás la “Reforma Educativa” peñanietista? ¿Piensa renunciar antes a la Presidencia Peña Nieto o está limpiando el camino del PRI o del PAN? ¿Es un real ultimátum a Chiapas hoy con más de cuatro mil elementos de las fuerzas armadas?

4. En todo caso, ¿Por qué Chiapas? ¿Porque es frontera con Guatemala y Belice? ¿Porque allí está levantado el EZLN? ¿Por qué es una zona de un mayor ingreso comercial? Lo que sea, pero allí han ubicado a varios miles de militares y policías –muy dispuestos a intervenir- que representan una terrible amenaza contra la población. Así que los profesores, campesinos e indígenas del estado deben estar muy atentos estas semanas –mucho más que otras- porque el gobierno puede cumplir su amenaza de ultimátum.

5. Los compañeros de la CNTE tienen la obligación de analizar detenidamente este asunto. Primero si es sólo un planteamiento exclusivamente para Chiapas o es para todos los estados del país y en segundo lugar si debe tomarse o continuar con la demanda de abrogación de la Reforma. Lo que se determine en la asamblea será correcto, siempre y cuando los análisis sean objetivos y muy realistas. Es posible que el gobierno sólo esté midiendo “el agua de los camotes” para salir con otra jugada que contribuya a la destrucción de la CNTE. Mucho cuidado. (2/IX/16)