martes, 9 de agosto de 2016

16:28:00
MÉXICO, 9 de agosto.- Este día, el diario británico The Guardian dio a conocer que la primera dama de México, Angélica Rivera de Peña, ocupa un apartamento con un valor de $2.05m de dólares el cual fue comprado por Grupo Pierdant, empresa que ha concursado por contratos millonarios en este país.

Angélica Rivera y el presidente Enrique Peña Nieto durante su visita al Papa Francisco en junio de 2014, meses antes de que estallara el escándalo de la "Casa Blanca".

El apartamento de lujo se encuentra en Key Biscayne, Florida, en una zona privada y exclusiva con piscina y campos de tenis.

Se atribuyen a la primera dama las unidades 304 y 404, la primera adquirida a través de UNIT 304 OTO INC, una compañía que ella estableció, y la segunda por Biscayne Ocean Holdings, la cual Pierdant estableció con el propósito expreso de comprar dicho espacio.

En 2014, Pierdant pagó el impuesto sobre bienes inmuebles en ambas propiedades.

Esta situación, señala el medio británico, recuerda el escándalo de la Casa Blanca, el cual estalló en 2014 destrozando la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto y su imagen de reformista y reviviendo preocupaciones de antaño por la corrupción en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Al dar a conocer sus propiedades tras el escándalo, Rivera aseguró que vivió en el apartamento, adquirido en 2005, con sus hijas por un año. Sin embargo, no hizo mención de Grupo Pierdant ni del fundador de dicha compañía, Ricardo Pierdant, quien tiene intereses en México y los Estados Unidos.

Éste no es el único nexo entre el gobierno mexicano y Pierdant, pues en 2014 la Comisión Nacional de Hidrocarburos pagó $61,500 a la hermana del empresario, la abogada Aurora Pierdant, por asesorías en la materia. Esto a pesar de que en 2011 Pemex la despidió por presunta negligencia administrativa y se le inhabilitó para el servicio público un año. (Con información de The Guardian)