domingo, 9 de marzo de 2014

05:20:00
BANGKOK, Tailandia, 9 de marzo de 2014.-Las autoridades de Malasia anunciaron hoy que los equipos de rescate han ampliado la zona de búsqueda en aguas del Golfo de Tailandia tras apuntar que el avión de Malaysia Arilines pudo dar media vuelta antes de desaparecer. El ministro de Defensa y de Transportes, Hishammuddin Hussein, dijo que las autoridades estudian todas las posibles razones de un giro de este tipo, sin descartar la de un ataque terrorista.

En Pekín, familiares de un pasajero del vuelo MH370 de la aerolínea Malaysia Airlines. La aeronave debía volar desde Kuala Lumpur hasta la capital china, pero sobre el océano entre Malasia y Vietnam se interrumpió la comunicación. Familiares y amigos de los pasajeros fueron alojados en un hotel. (Getty Images)

"La desaparición del MH370 no es algo que podamos tomarnos a la ligera y no podemos descartar ninguna posibilidad. Las agencias de inteligencia de países relevantes han sido informadas y compartiremos la información a medida que la investigación avance", dijo Hishammuddin.

En una rueda de prensa posterior, autoridades de Aviación Civil y de las Fuerzas Armadas malasias indicaron que los radares confirman que el avión realizó esa maniobra de giro pero que no hubo ninguna comunicación por parte del piloto, tal como establece el protocolo.

Tampoco se recibió ningún mensaje de alerta o emergencia desde el avión antes de que desapareciera, añadieron.

Detrás de esta puerta se alojan los familiares de los pasajeros. Ante ella se amontonan numerosos reporteros esperando, lo mismo que los familiares, noticias del paradero del avión. (DPA)

La búsqueda aérea del avión de Malaysia Airlines desaparecido con 239 ocupantes se reanudó hoy con las primeras luces del día, mientras que el rastreo marítimo siguió durante toda la noche en la zona del Golfo de Tailandia donde se presume que cayó el Boeing 777-2000.

"Han transcurrido más de 24 horas desde la última vez que se tuvo contacto con el (vuelo) MH370. La operación de búsqueda y rescate aún no ha descubierto lo que ha sucedido con el avión", señaló Malaysia Arilines en su último comunicado.

La compañía aérea y las autoridades malasias han evitado hasta el momento confirmar el accidente, que, según la Marina vietnamita, tuvo lugar a unos 300 kilómetros al sur de la isla de Tho Chu.

Un avión de Vietnam avistó el sábado por la tarde, antes de que se cancelasen las operaciones aéreas por falta de luz, dos manchas de aceite al sur de Tho Chu que se asemejaban al residuo que dejaría el carburante de la nave desaparecida.

Esta mujer tiene un familiar a bordo del avión. La esperanza en el aeropuerto de Pekín se desvanece. (Reuters)

Equipos de Malasia, Singapur y Vientam colaboran en la búsqueda, mientras China mantiene ocho buques en alerta para colaborar, además de una flotilla aérea preparada para despegar.

El destructor estadounidense USS Pinckney, que transporta dos helicópteros MH-60R que pueden equiparse para rescate y búsqueda, se encontraba en el mar de China Meridional y tiene previsto llegar hoy a la zona.

Las autoridades chinas han enviado dos buques de guerra y uno civil para la búsqueda y rescate del avión de Malaysia Airline.

Según confirman hoy fuentes militares a la agencia oficial Xinhua, los barcos "Jianggangshan" y "Mianyang" de la Marina china zarparon esta madrugada hacia la zona donde se cree que el Boeing 777-2000 pudo caer, en el Golfo de Tailandia.

"Jianggangshan" porta equipos de salvamento, provisiones de agua y comida, herramientas de búsqueda submarina, y dos helicópteros. En él viaja personal médico, submarinistas y 52 marines.

Se desconoce qué o a quién transporta el segundo buque, el "Mianyang", que zarpó la noche del sábado.

Además, China también ha enviado otro barco -no militar- de rescate desde la isla de Hainan, en el sur de China, el "101" con un equipo de 12 buzos, y que se unirá a otro que ya salió antes.

Este último barco, de 109 metros de eslora, tardará dos días en llegar al punto en el que se cree que pudo haber caído el vuelo que cubría la ruta Kuala Lumpur-Pekín.

Estados Unidos también ha enviado un avión de vigilancia naval P-3C para colaborar en la búsqueda.

El hecho de que todavía no se hayan descubierto los restos del avión ha abierto la puerta a especulaciones sobre la causa del accidente, como el que pudiese haber sido un acto terrorista.

Se está investigando, incluidas las autoridades estadounidenses, la posibilidad de que dos pasajeros embarcaran con sendos pasaportes robados: uno italiano y otro austríaco, robados en Tailandia.

El director de la Administración de la Aviación Civil de Vietnam, Lai Xuan Thanh, opinó que es "extraño" que el equipo electrónico del avión de Malaysia Airlines no hubiera enviado automáticamente señales por satélite. (EFE / Spiegel)