domingo, 9 de marzo de 2014

04:54:00
MADRID, España, 9 de marzo de 2014.- Las autoridades de Malasia investigan un posible ataque terrorista contra el avión de Malaysia Airlines, que desapareció ayer en aguas del Golfo de Tailandia con 239 personas a bordo, informó hoy el ministro de Transportes, Hishammuddin Hussein.

“No descartamos ninguna posibilidad”, dijo el presidente ejecutivo de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya. Ayer, aviones detectaron en el sitio donde se tuvo el último contacto con la aeronave una mancha de petróleo en el mar. Se desconoce si es del avión, cuya búsqueda se reanudó hoy, aunque la aerolínea señaló que “teme lo peor”. (Reuters)

Los servicios de seguridad están investigando la lista de pasajeros del vuelo MH370 tras conocer que al menos dos de ellos viajaban con pasaportes falsos y hay sospechas sobre la identidad de al menos otros dos. "Estamos investigando la lista entera de pasajeros, no solo esos cuatro pasajeros", dijo Hishammuddin en una rueda de prensa en el aeropuerto de Kuala Lumpur recogida por el portal 'Malaysia Insider'.


Rezan por los desaparecidos: hoy domingo (ahorita, 4:50 en Mérida, Yucatán, son las 18:51 en Pekín), los budistas se reunieron en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur para una oración ecuménica. (DPA)

"Al mismo tiempo nuestro servicio de inteligencia ha sido activado y, por supuesto, las unidades antiterroristas de todos los países relevantes han sido informadas", añadió el ministro. El italiano Luigi Marald y el austríaco Christian Kozel aparecen en la lista de 227 pasajeros que viajaban de Kuala Lumpur a Pekín el sábado, pero ninguno de los dos se encontraba en Malasia ese día.

Rescatistas de una organización budista oran por los desaparecido. Entre los pasajeros y/o la tripulación hay hasta cuatro sospechosos. (Reuters)

A Marald le robaron el pasaporte hace un año en Tailandia, donde pasa estos días, y Kozel se halla en Austria y, como al primero, le sustrajeron el pasaporte en Tailandia dos años antes, según han comprobado las autoridades. Estados Unidos ha enviado un equipo de expertos del Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por su siglas en inglés), acompañados de asesores técnicos de Boeing, la compañía fabricante del avión, y de la Administración Federal de Aviación estadounidense (FDA) para ayudar en las labores de investigación sobre lo ocurrido con el aparato.

En un principio se informó del envío de investigadores del FBI, pero fuentes de este departamento señalaron a la cadena CNN que tan solo han ofrecido su cooperación en caso de que el Gobierno de Malasia lo solicitara. Los pasaportes robados, unido a que el avión desapareció en una zona sin problemas meteorológicos, han alimentado las especulaciones sobre un posible ataque terrorista.

Además, el director de la Administración de la Aviación Civil de Vietnam, Lai Xuan Thanh, calificó de "extraño" que el equipo electrónico del avión de Malaysia Airlines no hubiera enviado automáticamente señales por satélite. (El Mundo / Spiegel)