domingo, 12 de enero de 2014

22:21:00
BAJA CALIFORNIA, México, 12 de enero.- Integrantes del Movimiento de Desobediencia Civil no Violento entraron a la tienda Soriana del Centro Cívico de Mexicali para adquirir artículos sin pagar el 5% de incremento al Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se aprobó en la reforma hacendaria.

americaeconomia.com

En su mayoría mujeres, los manifestantes ingresaron al autoservicio para llevar productos que sufrieron aumento del impuesto y al llegar a las cajas indicaron que sólo pagarían el 11%, tal y como se encontraba hasta el 31 de diciembre de 2013.

Explicaron a los cajeros y al personal de vigilancia que formaban parte de un movimiento pacífico que protestaba contra las medidas recaudatorias de la Federación, al igual que lo habían hecho el 2 de enero en Walmart Plaza San Pedro, situada en el noreste de la ciudad fronteriza.

El jefe de vigilancia de Soriana, ubicada en la calle Calafia y bulevar López Mateos, llamó a la Policía, por lo que los manifestantes se apostaron en uno de los pasillos de cajas con los carritos que contenían artículos cercanos a los 500 pesos.

La protesta se realizó esta tarde alrededor de las 15:30 horas.

Los inconformes se mantuvieron durante dos horas hasta que llegaron los policías municipales que se convirtieron en interlocutores con los empleados de la tienda.

Finalmente salieron con el consentimiento del jefe de cajas que informó que entregaría a la gerencia el dinero correspondiente a las compras realizadas con un impuesto menor al marcado en los artículos.

Otros consumidores que se encontraban en el autoservicio protestaron por el retraso en las cajas, pero al escuchar los argumentos de los manifestantes se unieron a la causa por considerar que se trata de una medida recaudatoria del gobierno.

Entre los inconformes con el alza al IVA se encontraban Andrea González, León Fierro y Patricia Ortiz, quienes coincidieron en que la protesta se mantendrá hasta que la Federación dé marcha atrás a estas medidas que afectan la economía de los fronterizos.

Advirtieron que su presencia se diversificará en esta frontera para realizar acciones también en contra de la reforma energética.

“Nuestra protesta es contra el gobierno federal y los malos gobernantes”, dijeron. (Antonio Heras para Proceso)