domingo, 12 de enero de 2014

21:14:00
QUINTANA ROO, México, 12 de enero.- Con el pago de una fianza y reparación del daño por casi 360 mil pesos, salieron libres los tres policías preventivos de Playa del Carmen  acusados de la muerte del entrenador de artes marciales estadunidense, Yeudi Estrada Carrero.


De acuerdo con información de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Obed Balam Chan, Elbin Alejandro Sánchez y José Daniel Soriano Rodríguez, acusados de los delitos de homicidio y abuso de autoridad, quedaron en libertad bajo fianza con el pago de 359 mil 323 mil pesos.

Según la información oficial, a cada uno se le fijó un monto de 318 mil 050 pesos por reparación del daño; 10 mil por daño moral; 26 mil 273 por sanciones y 5 mil pesos por fianza personal.

Los tres estaban internados en el Centro de Reinserción Municipal de Solidaridad; el juez penal de Playa del Carmen les había dictado auto de formal prisión.

De acuerdo con las investigaciones de la PGJ, Yeudi Estrada Carrero falleció al interior de la patrulla número 82412 luego de ser detenido frente a su domicilio en el fraccionamiento Playa Azul.

En el operativo de arresto del instructor de artes marciales participaron seis policías, pero sólo tres fueron detenidos por la muerte del estadunidense.

Elbin Alejandro Sánchez, Limberth Flores Xicoténcatl, Margarito Sánchez Rangel, Ulises Beltrán Vera, José Daniel Soriano Rodríguez y Obed Balam Chan aseguraron que al presentarse en el lugar Estrada Carrero se les enfrentó, por lo que tuvieron que esposarlo.

En su declaración ministerial, los agentes admitieron haber sometido al instructor físico debido a que “su comportamiento se tornó agresivo y se encontraba bajo los influjos de droga y alcohol”, aseguraron.

Agregaron que durante el traslado del estadunidense al Centro de Retención Municipal a bordo de una patrulla pick-up, uno de los uniformados le puso el pie en el cuello.

Los agentes Obed Balam Chan, Elbin Alejandro Sánchez y José Daniel Soriano Rodríguez permanecieron con el extranjero en la parte posterior de la patrulla, en donde lo sometieron durante el trayecto del fraccionamiento Playa Azul a las instalaciones policiacas. (Sergio Caballero para Proceso)