martes, 19 de febrero de 2019

14:26:00
MÉRIDA, Yucatá, 19 de febrero.- Tremendo alboroto se suscitó al mediodía del martes 19 de febrero en el aeropuerto de la ciudad de Mérida, ya que taxistas del aeropuerto retuvieron a un taxi de la agrupación Drixi que estaba recogiendo pasaje dentro del aeropuerto, mientras llegaban elementos de la policía federal.


Los hechos no hubiesen pasado a mayores de no ser porque el chofer del taxi alegaba que el vehículo pertenecía a alguien influyente y no sabían con quien se metían.

Resulta que al revisar la policía federal la tarjeta de circulación y la licencia del chofer salió a la luz que el taxi tiene la concesión 8500 y pertenece a Haley Corina Hernandez Garivo, quien es nada más y nada menos que la hija del flamante diputado rolandista del PRD Alejandro Cuevas Mena.

Lo curioso del caso es que en días pasados, cuando salió a la luz pública que varios miembros del PRD se vieron 'misteriosamente' beneficiados con placas de taxis a fines de la administración estatal pasada, Cuevas Mena aseguró que solo su hija maneja ese taxi ya que ella era uber.

Al revisar la licencia del chofer, resultó ser Manuel Jesús May López, quien es presidente del Consejo Estatal del PRD y titular de la unidad de acceso a la información pública del PRD quien estaba trabajando como taxista en horario laboral, ya que el titular de acceso a la información debe estar en su oficina de 9 am a 3 pm. De lunes a viernes.

Con esto se demuestra que volvió a mentir el presidente estatal del PRD, pues además de usar personal político para que trabajen de martillo su taxi, su hija no era quien conducía. (Boletín)

0 comentarios: