lunes, 21 de enero de 2019

17:37:00
MÉRIDA, Yucatán, 21 de enero de 2019.- Mérida es hoy una ciudad vanguardista, fuerte y sólida gracias a todos sus habitantes y porque se ha formado de la mezcla de diferentes culturas, entre ellas la Coreana, cuya comunidad ha sido pieza fundamental en el desarrollo económico y social del municipio, afirmó el alcalde Renán Barrera Concha.

Al recibir al embajador de la República de Corea en México, Sang-il Kim, el Concejal remarcó que Mérida llega al festejo de su aniversario con la celebración de ser una gran ciudad y el compromiso de enfrentar los nuevos desafíos.

Barrera Concha y el diplomático visitante intercambiaron puntos de vista y el interés de seguir fortaleciendo lazos entre esa nación asiática y Mérida, a través de actividades culturales, entre otras.

Como parte de este hermanamiento, el alcalde Renán Barrera anunció que próximamente propondrá al Cabildo que el 4 de mayo sea instaurado como el “Día del inmigrante coreano”, con lo que sería Mérida la primera ciudad a nivel nacional en celebrar dicha efeméride, que se pretende establecer a nivel mundial.
El embajador de la República de Corea en México, Sang-il Kim, de visita al alcalde Renán Barrera.

—Esta acción será una manera más de reconocer la aportación de los descendientes de esos primeros inmigrantes coreanos que ya han hecho de esta ciudad su hogar —expresó.

Asimismo, platicó que en el marco de ese próximo nombramiento, se buscará una alianza con universidades de Corea para que el Ayuntamiento de Mérida ofrezca becas a estudiantes de excelencia para ir de intercambio a dicho país y para que continúen preparándose profesionalmente y puedan asegurar empleos bien pagados.

A su vez el visitante felicitó al alcalde por este segundo período al frente de la administración municipal y lo reconoció por el recién nombramiento de Mérida como una ciudad segura y con la mejor calidad de vida en México.

El embajador destacó que la comunidad coreana en Mérida mantiene la disposición de trabajar de la mano de las autoridades en los diferentes ámbitos que beneficien a la sociedad.

Renán Barrera  recordó que la avenida 7 del fraccionamiento Altabrisa ya lleva el nombre de República de Corea y ya está aprobado el proyecto para instalar la estatua de Greetingman (hombre que saluda) como símbolos de la amistad entre Corea y Mérida que data de más de siglo. El primero a nivel nacional.

El alcalde recordó que Mérida fue la primera ciudad mexicana en recibir a los primeros mil inmigrantes coreanos que tuvieron que abandonar su país por la invasión japonesa a principios del siglo XX.

Remarcó que en todo este tiempo, la comunidad coreana ha sido un ejemplo de trabajo y apego a sus tradiciones, pero también de adaptación y colaboración con la sociedad meridana.

Por su parte, el diplomático coreano afirmó que los más de cien años de amistad con Mérida hacen que esta ciudad tenga un lugar muy especial entre los coreanos, cuya comunidad actual en esta ciudad rebasa las 2,000 personas.

También manifestó su interés por participar de manera estrecha con el Ayuntamiento en algunos temas de desarrollo urbano, así como en la realización de mayor número de actividades culturales coreanas.

En la reunión participaron también Jaeil Park, cónsul en Mérida; Mario Martínez Laviada, oficial mayor; José Luis Martínez Semerena, director de Desarrollo Social y Eduardo Seijo Solís, director de Desarrollo Económico y Turismo.

Al término de la reunión, el alcalde Renán Barrera obsequió al visitante una réplica de la cruz que se encuentra en el atrio de la catedral elaborada en piedra por artesanos de Dzityá y a su vez el visitante entregó al Concejal productos típicos de su país.

0 comentarios: