martes, 8 de enero de 2019

19:16:00
MÉXICO, 8 de enero.- Con el objetivo de abatir la desigualdad económica y ampliar el acceso a tecnologías de inclusión financiera, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el Programa de Impulso al Sector Financiero, que contempla un esquema de facilidades y dispersión de recursos a la población con el apoyo de diversos instrumentos financieros que serán posibles a partir de una alianza entre el Gobierno de México y las instituciones financieras.


“Celebro mucho el que se esté logrando este acuerdo para la inclusión financiera, es muy importante, fundamental. Celebro más que nada la concurrencia de tres instancias: de la Asociación de Banqueros, del Banco de México y de la Secretaría de Hacienda en este propósito de modernizar todo el sistema financiero, la inclusión, el que se puedan hacer estas operaciones utilizando tecnología de punta.”

Señaló que los nuevos servicios financieros que se pondrán a disposición de los mexicanos avanzarán paralelamente con acciones gubernamentales de modernización nacional en materia tecnológica:

“Se va a hacer un esfuerzo importante para lograr la conectividad en todo el país. Ya es un avance lo que se está logrando, que donde pueda utilizarse el teléfono móvil se puedan hacer operaciones entre bancos. A lo mejor ya no se va a requerir de sucursales bancarias, se va a poder llevar a cabo toda la operación bancaria mediante este sistema de comunicación moderno.”

Estado de Derecho y respeto a la autonomía del Banco de México

Señaló que la administración federal a su cargo mantendrá el compromiso de restaurar la legalidad a partir de la política de cero tolerancia a la corrupción como principio fundamental de la Cuarta Transformación: “…que haya un auténtico estado de Derecho, no la simulación de que la ley se respeta en la forma para violarse en el fondo”.

Una de las acciones fundamentales, afirmó el mandatario, es “respeto a las decisiones de los organismos autónomos y división, equilibrio entre los poderes. Nos hemos comprometido a respetar la autonomía del Banco de México y se va a cumplir. No vamos nosotros a interferir en las decisiones que corresponden al Banco de México”.

En tercer lugar, recordó que uno de los compromisos más importantes que caracterizan a su administración será la toma de decisiones económicas responsables:

“Vamos a mantener el compromiso de llevar a cabo una administración equilibrada, a mantener siempre equilibrios económicos. No vamos a gastar más de lo que tengamos de ingresos, no vamos a seguir endeudando al país. Vamos a buscar que no haya déficit en el manejo de las finanzas públicas.”

Por ello, señaló que se mantendrá la decisión de aplicar una política de austeridad republicana que, junto con el combate a la corrupción, permitirá no aumentar impuestos ni crear impuestos nuevos. Dicha fórmula permitirá liberar fondos para el desarrollo del país.

En ese marco, ejemplificó que en tan sólo 20 días de aplicación del Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex ha logrado la recuperación de 2 mil 500 millones de pesos por concepto de robo de combustibles: “Si actuamos así en todo, vamos a liberar muchos fondos para el desarrollo”, acciones que harán posible las grandes obras de infraestructura a lo largo del país para la generación de empleos permanentes y bien pagados.

Programa de Impulso al Sector Financiero

Durante su intervención, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías, explicó que se trabajará a partir de cinco acciones:

Inclusión financiera, al permitir que las personas a partir de los 15 años de edad puedan abrir una cuenta bancaria, para lo cual se ha enviado una iniciativa a la Cámara de Diputados.
Banca de Desarrollo, que incluye la implementación de tecnologías para que la población acceda a servicios financieros donde no existen sucursales bancarias. Con esta acción, 15 millones de personas que viven en comunidades de difícil acceso serán beneficiarios de la dispersión de pagos electrónicos de las becas que otorgará el Gobierno de México desde el Banco del Bienestar (antes Bansefi).
Ahorro para el retiro. Se brindará mayor flexibilidad al régimen de inversión de las Afores para inducir la inversión productiva de largo plazo y promover el ahorro voluntario, lo que incluye ampliar el periodo para el ahorro voluntario.
Impulso del mercado de valores, a través de un nuevo esquema fiscal para ofertas públicas iniciales y la compra de bonos corporativos. Esto significa que se ofrecerán facilidades para que cada vez más empresas coticen en la bolsa.
Préstamo de valores. Mayor flexibilidad a intermediarios financieros en sus operaciones de reporto y préstamo de valores, lo que redundará en mayor liquidez en el mercado secundario de valores. (Boletín)

0 comentarios: