jueves, 8 de noviembre de 2018

07:13:00
WASHINGTON, 8 de noviembrfe de 2018.- Una vez pasado el trámite de las elecciones parciales del martes, Donald Trump ha comenzado a hacer cambios en su gobierno. El presidente ha destituido este miércoles a su fiscal general [ministro de justicia] Jeff Sessions. Trump ha sido extremadamente crítico con él en meses pasados por haber permitido la apertura de una investigación independiente sobre sus lazos con Rusia en la campaña presidencial de 2016.

Según ha revelado la Casa Blanca, Sessions ha dejado el puesto a petición de Trump, minutos después de que el presidente compareciera ante los medios para valorar los resultados de las elecciones del martes, en las que los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes.

Preguntado en la rueda de prensa sobre si pensaba hacer cambios en el Gobierno, Trump ha dicho que «nadie se queda mucho tiempo», dando a entender que se acerba una crisis de Gobierno. La salida de Sessions se une la de la embajadora en la ONU, Nikki Haley, que dimitió el mes pasado y cuyo puesto está vacante.

La principal desavenencia entre Trump y Sessions la provocó que este último se recusara de la investigación sobre las injerencias rusas en la campaña de 2016, permitiendo que el vicefiscal general Rod Rosenstein abriera una causa separada que puso en manos del ex director del FBI Robert Mueller. Este ha presentado cargos contra 33 personas, varias de ellas estrechos colaboradores de Trump. Sessions interpretó que sus reuniones con el embajador ruso en Washington, Sergey Kisliak, eran constitutivas de un conflicto de intereses y por eso se inhibió.

Trump ha presionado repetidamente al fiscal general para que dimitiera, sin éxito. Le ha calificado de «débil», y según el periodista Bob Woodward en su último libro, «retrasado mental». Trump negó este último insulto.

Se postula para sustituir a Sessions el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham, uno de los más firmes defensores del presidente en el Capitolio.

Sessions tiene una dilatada trayectoria en el Partido Republicano. Fue durante una década senador por Alabama, el primer destacado miembros de ese partido que apoyó a Trump. Sirvió de puente entre un presidente iconoclasta con la cúpula de un partido reacio a aceptarlo como uno de los suyos. En los momentos más bajos de la campaña de Trump, como la revelación de una grabación incendiaria con comentarios denigrantes sobre las mujeres, Sessions se mantuvo a su lado.

Trump ha anunciado a través de Twitter el nombre de la persona que ocupará a partir de ahora el cargo de forma provisional. «Estamos encantados de anunciar que Matthew Whitaker, jefe de gabinete del fiscal general Jeff Sessions en el Departamento de Justicia, se convertirá en el fiscal general en funciones de Estados Unidos», informó.

A continuación añadió: «¡Agradecemos al fiscal general Jeff Sessions su servicio, y le deseamos lo mejor! Un sustituto permanente se nombrará en una fecha posterior». (ABC)

0 comentarios: