miércoles, 30 de mayo de 2018

20:34:00
CIUDAD DE MÉXICO, 30 de mayo de 2018.- Ante jóvenes de preparatoria de diferentes escuelas públicas y privadas, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que ser presidente de México no es algo sencillo porque significa tomar decisiones difíciles que a veces no son bien vistas por la sociedad, pero que son necesarias para mantener el progreso del país.

"Hoy, aquellos que aspiran, les diría, no saben lo difícil y duro que es ser presidente, porque pesa en una sola persona, en el cargo del presidente de la República tomar muchas decisiones, pensando en el bien del país, que no siempre son bien aplaudidas, o bien aceptadas y que a veces son decisiones difíciles.
Peña Nieto con jóvenes en el encuentro Scholas Ciudadanía. (Foto Presidencia)

"Pero, que, si no se toman, la verdad se puede poner en riesgo el rumbo de desarrollo o crecimiento de nuestro país”, admitió.

Reconoció que pudiera pensarse que el mandatario en turno “se la vive auténticamente a todo dar ahí, en Los Pinos, disfrutando de los bellos jardines que tienen, que sí los tiene y de una gran casota”; sin embargo, no es así por la responsabilidad que implica el cargo.

"La verdad es que para el presidente a veces, más bien pasa a ser algo que ni siquiera logra apreciar, ni disfrutar plenamente, porque tal es el grado de responsabilidad que tiene un presidente que su mente normalmente siempre está ocupada en pensar en resolver, en tomar decisiones que los integrantes de un gabinete, aquí están los titulares de varias dependencias llevan a la consideración del presidente”.

En el encuentro Scholas Ciudadanía organizado por la Fundación Scholas Mexico, Peña Nieto destacó que si bien algunas decisiones de gobierno las asumen los integrantes del gabinete, las más importantes por su trascendencia las toma el presidente.

"Pero cuando hay decisiones mayores o son los temas que llevan a la consideración del presidente, y no siempre le llevan cosas fáciles, le llevan las decisiones difíciles; porque si fueran fáciles de tomar, las tomarían ellos mismos.

"La verdad es que a veces al presidente le toca escoger entre matices de negro, entre menos negro o más negro, pero esa es la verdad, al final de cuentas, el sentido de responsabilidad y del deber que tiene un presidente”, explicó a los jóvenes preparatorianos reunidos en el velódromo de la CONADE. (Enrique Sánchez / Excélsior)

0 comentarios: