jueves, 4 de enero de 2018

19:21:00
Edith Gómez

Este año 2018 promete ser de muchos cambios para varios países de Latinoamérica, especialmente para México donde están planeadas unas elecciones presidenciales que pueden o no, redefinir el rumbo político de los 32 estados de la República.


Lo que pasa con las elecciones es que a pesar de que la política influya considerablemente en el aspecto social de un país, eso no es lo único que afecta a sus ciudadanos. Aunque muchas veces los políticos quieran hacerles pensar que así es. Entonces la mayoría de las veces la gente vota con la ilusión de que su vida cambie drásticamente gracias a un voto y en realidad ellos son los que tienen el poder de que eso ocurra. Si estás cansado de no conseguir lo que quieres, es momento de tomar tus propias acciones.

Por supuesto que también es importante el gobierno del país donde resides, ya que en sus manos está la potestad de establecer muchas de las “reglas del juego” que facilitan o complican aún más las maneras de satisfacer desde las necesidades básicas hasta aquello que va un poco más allá (como la realización personal, por ejemplo).

Dicho esto, a continuación, encontrarás algunas claves para que en estas próximas elecciones, cuando emitas tu voto puedas sentirte satisfecho cualquiera que sea el resultado que se logre al final:

No votes por alguien solo porque tu mamá, papá, pareja o amigos votarán por esa persona. Se trata del futuro político del país. Lo mínimo que puedes hacer es tener tu propia opinión al respecto y mantenerte firme con ella. Esto no quiere decir que vayas a enemistarte con personas a las que consideres importantes por culpa de un partido. Es más estimularte a que tengas tu opinión y la expreses en vez de ir con la corriente.

No te dejes llevar solo por el partido al que representan. Lo mismo aplica si dicen que son de derecha o izquierda. Fíjate más en lo que transmiten sus discursos y trata de escucharlos con objetividad en vez de estar cegado por los colores que lleva la bandera de su partido. Muchas veces hay candidatos que a pesar de estar apadrinados por cierto partido que se identifica con alguna ideología específica, ellos tienden a ser un poco más liberales e irse hacia el centro en vez de quedarse en alguno de los dos extremos.

Investiga. En Latinoamérica se suelen elegir a los políticos más carismáticos, que ofrecen “arreglar el país” de la noche a la mañana con políticas que en realidad no están bien fundamentadas. Esto es lo que sigue hundiendo a la región en una espiral de pobreza y los mismos problemas. La recomendación es revisar las carreras políticas de cada uno de los candidatos, sus estudios, logros, méritos, éxitos y fracasos previos. Toma en cuenta de que no hay mejor manera de predecir el futuro que el mismo pasado.

Ve sus apariciones en televisión. Sobre todo cuando se trate de debates entre los candidatos, así podrás contrastar de manera más directa las propuestas de unas con las de otros. Si no se realizan debates, busca la manera de escucharlos a todos. Quizá ese que estás ignorando por ser independiente o por pertenecer a un partido que por tradición no te agrada, es el que tiene las ideas que más te agradan.

Ten ojo crítico. No creas todo lo que ellos digan ciegamente. Si el candidato que prefieres está ofreciendo crear 5 millones de empleos en los próximos 2 años no le creas ciegamente, sigue escuchando a ver si dice el plan que tiene para lograr esa meta y si es viable. Recuerda que la mayoría de los políticos dirán lo que sea para conseguir votos, así que es mejor inclinarse por aquellos que por lo menos tienen un plan más probable.

Por último, es importante que recuerdes que a pesar de la política complicada, a pesar de que gane el peor candidato -según tu opinión- y que la corrupción sea un flagelo que se instala cada vez más, siempre podrás salir adelante. Mira estas historias de éxito en Gananci, donde personas que tenían todo en su contra no se dejaron abrumar por las circunstancias y se esforzaron para lograr sus objetivos.

0 comentarios: