lunes, 20 de noviembre de 2017

14:55:00
ESTADO DE MÉXICO, 20 de noviembre.- El robo es el móvil que investiga La Fiscalía de Justicia del Estado de México en el homicidio de Adolfo Lagos Espinosa, vicepresidente corporativo de telecomunicaciones de Televisa y director general de Izzi.


El fiscal Alejandro Gómez indicó que ya se elaboraron los retratos hablados de los dos presuntos agresores -se estima que uno de ellos tiene una edad que va de los 30 a los 35 años- y precisó: “la principal línea de investigación que tenemos hasta este momento es el robo”.

Los escoltas, afirmó, por ahora sólo están en calidad de testigos y participan en las diligencias para reconstruir los hechos y rastrear a los presuntos responsables.

Gómez Sánchez detalló que de las declaraciones se desprende que, cuando ocurrió la agresión, el empresario iba acompañado de un colaborador de la misma empresa mientras paseaba en bicicleta sobre la carretera Tulancingo-Pirámides.

Tras ellos, “venía una camioneta con dos personas del servicio de escolta del señor Lagos”.

Los escoltas aseguraron: “en algún punto de la carretera, del lado de la nopalera, digamos de la terracería, salen dos individuos que empiezan a forcejear con el señor Lagos y con su acompañante. Una de estas personas portaba un arma de fuego”.

Cuando los escoltas se percataron de los hechos, trataron de intervenir; “el copiloto se baja de la camioneta y acciona en un primer momento su arma de fuego, después lo hace igualmente el otro escolta, el piloto, una vez que detiene la camioneta”.

No obstante, al momento de descender del vehículo, “escuchan una primera detonación de arma de fuego, que es la que suponemos nosotros es un impacto, un proyectil de arma de fuego al señor Lagos en el abdomen y esto es lo que finalmente le ocasiona la muerte”.

Ninguno de los agresores fue detenido, huyeron hacia la nopalera mientras los escoltas siguieron accionando sus armas de fuego, hubo un intercambio de disparos y en la refriega resultó herido uno de los asaltantes.

Acto seguido, los guardaespaldas subieron al empresario a la camioneta con el propósito de trasladarlo a un hospital.

No obstante, en el trayecto empezó a bajar la presión a una de las llantas de la unidad, lo que los obligó a detenerse “más o menos a la altura de la caseta, en donde encuentran una patrulla de la Policía Federal y ahí es donde llega una ambulancia que finalmente traslada al señor hasta el hospital, en donde es intervenido quirúrgicamente y lamentablemente pierde la vida”.

El fiscal afirmó que la noche de ayer se realizaron los primeros operativos en un poblado cercano al lugar de los hechos, donde se recabaron las primeras entrevistas y recuperaron algunos teléfonos celulares de “personas que sabemos se han dedicado en algún tiempo a cometer este tipo de robos o robos similares en esa carretera”.

Durante las diligencias, indicó, se supo de una persona lesionada que coincidía con la descripción y se encontraba en Pachuca, Hidalgo, pero al cotejar sus fotografías con los testigos se corroboró que no intervino.

Gómez Sánchez refirió que se realiza “un peinado completo de la zona para poder encontrar el rastro hemático” que los lleve a la captura del presunto delincuente lesionado.

En contraste, el funcionario estatal evadió responder a los cuestionamientos de los medios de comunicación sobre el avance en las investigaciones por el asesinato de Maribel González Bernal, estudiante de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), quien el pasado jueves 16 de noviembre tomó un taxi para dirigirse a la escuela y no regresó. (Veneranda Mendoza para Proceso)

0 comentarios: