domingo, 23 de julio de 2017

17:40:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 24-VII-17

El número de menores de edad que migraron desde países de América Central hacia México –sobre todo de Guatemala con 18 913, El Salvador 17 512, México 11 926 y Honduras con 10 468 detenidos–, o de esta región y de aquí hacia Estados Unidos, llegó a su máximo histórico en 2016. Más de 100 000 menores fueron aprehendidos por las autoridades migratorias de México y USA, se documenta en el anuario de migración y remesas, México 2017, elaborado por la Fundación Bancomer y el Consejo Nacional de Población.


Durante 2016 fueron detenidos 100 234 menores (59 692 en Estados Unidos y 40 542 en México) en su intento por migrar a alguno de los dos países. Lo anterior representa un incremento de 9.3 por ciento respecto al máximo histórico previo, que fue de 91 637 aprehensiones en 2014, de las cuales 68 541 ocurrieron allende el Río Bravo y 23 096 en México. De las primeras, las estadunidenses, ocurrieron 67 por ciento en Río Grande Valley, frontera con Tamaulipas, región que recorrí como acompañante de trabajadores indocumentados en los años 60 del siglo pasado, y como paseante en 1992. El resto de las detenciones se dieron también en Tucson y Yuma, en la frontera con Sonora.

Los 40 542 niños y adolescentes detenidos por agentes del Instituto Nacional de Migración, afamados por los abusos, vejaciones y corruptelas de todo tipo que cometen en forma ordinaria y que nada tienen que envidiar a la temida y temible Border Patrol (Patrulla Fronteriza) estadunidense –la de Barack Obama y la de Donald Trump–, forman parte de los lacayunos servicios tan gratuitos como anticonstitucionales que brindan gustosamente en éste y anteriores sexenios para realizar el trabajo sucio como guardias fronterizos del agresivo imperio al sur del río Suchiate.

Igual que en forma por demás obstinada y servil vigilan la frontera norte de México con el mismo antihumanitario objetivo y, además, para que no entren las gigantescas cantidades de drogas ilícitas que demanda el voraz mercado estadunidense en expansión, porque sostengo que sólo así es gobernable Estados Unidos, aparte de la todavía práctica sistémica de mantener endeudados a los consumidores.

Como muestra el siguiente botón. El aseguramiento de menores extranjeros por las autoridades migratorias mexicanas creció en más de 900 por ciento en los últimos seis años, con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República, al pasar de 4 043 detenidos en 2010 a 40 mil 542 al cierre de 2016, de acuerdo con cifras preliminares. Con la agravante de que 44 por ciento de los menores migrantes detenidos en territorio de México el año pasado, 17 889, iban sin la compañía de un adulto.

El reporte de la Fundación Bancomer –no sólo para robar a la luz del día a los cuentahabiente mexicanos destaca la trasnacional española-británica– y el Consejo Nacional de Población fue elaborado con base en los datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación –encabezada por el presidenciable Miguel Ángel Osorio, quien por desgracia fracasa en materia de seguridad pública–, y en información registrada por el INM en los lugares de aseguramiento. Es decir, más oficial no pueden ser las fuentes informativas.

Finalmente, la mayoría de las detenciones de menores centroamericanos correspondió a varones adolescentes de entre 12 y 17 años (40 por ciento), pero entre 2010 y 2015 el grupo etario que más creció fue el de niñas de cero a 11 años, que pasó de 8.3 a 19.8 por ciento de total.

Acuse de recibo

Comentarios sobre Buenas noticias para Peña y su grupo gobernante (21-VII-17): Beatriz Barros Horcasitas: “Gracias, muy interesante aunque dudo que EPN obtenga mayor aceptación de cara a la suma de errores que a diario comete”… Pancho Canudas: “Me supongo que los encuestados son sus amigos beneficiados con nombramientos en su gobierno, comunicadores de la nómina gubernamental, contratistas de obras afines a su corrupción y toda clase de lacayos besa patas, esperan un mendrugo del presupuesto federal”… Eduardo Jiménez: “El desprestigio se lo ganaron a pulso, creo que la corrupción es el segundo más grave problema de México después de la inseguridad, todos vivimos expuestos, a mí me asaltaron en San Ángel a las 2 de la tarde… Jorge Lugo: “Pongo en duda su popularidad a la alza. Por estos días se ha puesto al descubierto que Peña con su equipo son los guachicoleros mayores. Ha entregado las últimas licitaciones de Pemex a los Sada de Monterrey (Salinas) y Slim (Grupo Carso)”… Heriberto Lugo: “Tiene usted mucha razón, el desplome en la popularidad de Peña fue por una mera coyuntura, el infame ‘gasolinazo’. Pero eso me imagino que él y su equipo ya lo tenían perfectamente calculado, en seis meses los ánimos se enfriaban, y todo volvía a la normalidad. 20% de aceptación, esa es la normalidad. Caray, Trump anda como en 35%”... Para leer: Terrorismo golpista; Videgaray y los mensajes de Cancún (Miguel A. Ferrer):

0 comentarios: