miércoles, 3 de agosto de 2016

12:46:00
Bajo Reserva Exprés y Bajo Reserva / Periodistas El Universal


Cada día se complica más la posibilidad de que el panista Gustavo Madero transite a la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, para el siguiente año de lan Legislatura, que comienza el primero de septiembre, nos dicen.

Para empezar, los grupos azules no lo ven como alguien que pueda generar unidad al interior de la bancada panista y el grupo parlamentario del PRI lo tiene vetado, por considerar que es la persona que pueda propiciar la estabilidad que necesita el Palacio Legislativo.

Al impedimento del tricolor, nos hacen ver, hay que sumarle el que tiene el PVEM, pues los diputados verdes no perdonan a don Gustavo su activismo para quitarle el registro a ese partido, cuando Arturo Escobar, señalado de cometer supuestos delitos electorales, fue obligado a dejar el cargo como subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana en la Secretaría de Gobernación.

Así que sí algo le darán a Madero en San Lázaro será un bolillo duro, nos comentan.

Videgaray y Joaquín, en banquillo acolchado


La bancada del PAN en el Senado, a cargo de Fernando Herrera, presenta hoy un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso para citar a una reunión a los secretarios de Hacienda, Luis Videgaray, y de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, para que expliquen los recientes aumentos a los costos de las gasolinas y la energía eléctrica, sobre todo a la luz de que la reforma energética vendría a reducir los precios al consumidor. Nos dicen que los panistas cabildean con otras bancadas, incluida la del PRI, para que la Permanente apruebe la visita de don Luis y don Pedro, quienes en un formato de reunión de trabajo, algo menos duro que una comparecencia, den a conocer las razones de las alzas, que vinieron a sorprender a los legisladores, empresarios y ciudadanos. En caso de llegar a un pacto con los priístas, los miembros del gabinete presidencial estarán en un banquillo acolchado, nos comentan.

Suena Melgar en el Senado

Con el acelerador a fondo, el grupo parlamentario del PRI en el Senado, bajo la batuta de Emilio Gamboa Patrón, está en ruta para el cambio de la presidencia de la Mesa Directiva, ahora a cargo del panista Roberto Gil. Nos dicen que don Emilio cuenta con el voto ponderado para elegir al presidente de la Cámara para los dos próximos años, quien relevará a don Roberto en septiembre y el que en 2018 cerrará la Legislatura y el sexenio. Empiezan a escucharse voces en la Cámara Alta que perfilan a varios priístas, entre ellos Ernesto Gándara, Enrique Burgos y Lilia Merodio, pero lo que sorprendió es que esta semana comenzó a sonar el del senador Luis Armando Melgar, de Chiapas, del PVEM. Una posición de grandes ligas para don Luis Armando significaría un indudable empoderamiento de sus aspiraciones a la candidatura PVEM-PRI para el gobierno de Chiapas en 2018, nos comentan.

Los lugares de descanso de Peña

Ahora sí y después del nombramiento del director de la CFE, el presidente Enrique Peña Nieto se fue de vacaciones con fecha de retorno para el 8 de agosto. En 2015 y 2014, nos recuerdan, el mandatario tomó la primera semana de agosto para descansar con su familia. En febrero de 2013, canceló el asueto para regresar a atender la contingencia provocada por una explosión en el edificio corporativo de Pemex. La Presidencia mantiene bajo absoluto hermetismo el lugar al que viajó el jefe del Ejecutivo, pero los sitios que ha visitado durante sus descansos son: Punta Mita, Nayarit; Los Cabos, Baja California Sur; Acapulco, Guerrero, e Ixtapan de la Sal en su natal Estado de México.

PRD vs. jerarquía católica

Sin mucho preámbulo, el Comité Ejecutivo Nacional del PRD decidió enviar una carta al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para que intervenga en la andanada de declaraciones de la jerarquía católica contra el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, por haber impulsado la iniciativa para el matrimonio igualitario, las uniones gay. Nos dicen que la petición de consenso de la cúpula perredista se dio luego de la reunión de la dirigente nacional del partido, Alejandra Barrales, con don Miguel Ángel, y en la que se tocó el asunto de la seguridad para los alcaldes.